Contenido del Artículo

Las actas de finiquito son unos documentos, legalmente establecidos, en donde queda por escrito las condiciones por las cuales se termina alguna relación determinada por un contrato, mayormente aplicada para el sentido laboral.

En las actas de finiquito se establece, cuando se trata de la relación de una empresa con su empleado, cada uno de los puntos de la terminación. Esto con la finalidad de que ambas partes queden conformes y que todo quede por escrito, para evitar malos entendidos posteriores.

Las partes interesadas deben establecer los puntos de la relación antes de su comienzo. Esto con la finalidad de que cuando se rompa dicha relación no haya ningún inconveniente legal a su alrededor. Las diferentes leyes de los países del mundo entorno al derecho privado se encargaran de regir y establecer lo que quedará plasmado tanto en el contrato como en las actas de finiquito propiamente.

Un estudiante de derecho será el encargado de la redacción y un abogado de la validación de las actas de finiquito propias de una empresa o miembro en particular. De igual manera el profesional tendrá el trabajo de puntualizar los requisitos finales y de proponer aquello que establezca la ley para que se cumpla a cabalidad.

En la actualidad las actas de finiquito ya no se realizan de manera tan tradicional ya que la tecnología ha ayudado a facilitar el trabajo. Ya los cálculos de la liquidación y lo que le corresponde tanto al trabajador, como a los empleadores, donde con llenar la información que se pide se generará el acta automáticamente.

Que Necesitas

  • Actas de finiquito
  • Abogado
  • Ordenador
  • Empresa
  • Contrato
  • Informática
  • Dialogo

Instrucciones

  1. Determinar el motivo de la ruptura. El primer paso es más una forma de mantener las relaciones laborales estables, más que para generar las actas de finiquito propiamente. Ambas partes deben de estar conscientes de lo que está sucediendo y por qué se está terminando el contrato de trabajo.Exponer los motivos ayudará a que empleador como trabajador puedan exponer sus porqués con libertad y respetando el derecho de expresión del otro. Esta parte puede ser en solitario o frente al abogado. La idea es que se dé la conversación de la forma más clara posible y evitando llegar a confrontarse de manera negativa entre sí.
  2. Llegar a mutuos acuerdos. Después de que ya todo está hablado hay que establecer los puntos comunes que quedaran impresos en el acta de finiquito. En este paso ambas partes, si se quiere con su representante legal, tendrán que ver lo que les corresponde a cada uno según el tiempo de relación y los acuerdos iniciales a los que hayan llegado. Tradicionalmente las Actas de finiquitos eran realizadas de forma impresa, como te decíamos anteriormente, pero en la actualidad pueden ser generadas por medios en línea habilitados por el estado que hacen que los procedimientos sean mucho menos engorrosos.
  3. Revisar la página del ministerio correspondiente. En los diferentes países del mundo hay páginas del ministerio de trabajo que generan de forma automática las actas de finiquito. Es sumamente sencillo de entrar a estas páginas web. Luego de conseguirlas te registras como empleador y listo tendrás acceso a las actas correspondientes. Este paso se debe de aprender a realizar mucho antes de tener que generar cualquier acta de finiquito, no hay que esperar que llegue el momento para aprender a hacerlo. Aunque esto no aplica para todo el mundo.
  4. Llenar el acta. Después de que todo está establecido de palabra es momento de llenar el acta dentro de la página web. Recuerda que esto solo puede hacerlo el empleador. Lo primero que se tendrá presente es la identificación de ambas partes es decir, todo los datos correspondientes como el nombre, numero fiscal y el número del seguro social de trabajador. Luego se establecer cada uno de los puntos por los cuales el trabajador va a recibir algún tipo de dinero. En esta parte se toman en cuenta sus días de sueldo, las pagas extras y hasta los días de vacaciones que no fueron disfrutados por el mismo. Igualmente se hablara de una indemnización en el caso de que el finiquito sea por despido y no por retirarse por su propia voluntad. También se tomara en cuenta otros factores, donde se harán las deducciones correspondientes al trabajador. Finalmente después de establecer todos estos puntos, se calcula detalladamente cada uno de los pagos tanto sumados como restados. Lo positivo de generar las actas de finiquitos es que las páginas hacen estos cálculos automáticamente ahorrándole trabajo al empleador o a su representante legal. Después de que todo esté bien redactado y que ambas partes estén de acuerdo con lo establecido por escrito se podrá proceder a imprimir el acta generada. Con esto se da apertura a los últimos pasos de las actas de finiquito.
  5. Firmar. Al monto de firmas las actas de finiquito se harán el intercambio equivalentemente de la cantidad de dinero acordada inmediatamente para finalizar la relación. Es importante acotar que esa cantidad de dinero no puede ser negativa, si es así se ha cometido un error en los cálculos y se debe hacer el planteamiento nuevamente. Durante la firma puede haber desacuerdos por parte del trabajador. En este caso se no tiene que firmar obligatoriamente y puede pedir la presencia de algún representante de los trabajadores para que lo defienda legalmente. También puede acotar al momento de la firma que no se encuentra conforme con los acuerdos monetarios y con esto puede reclamar en el futuro otras cantidades.
  6. Registrar las actas. Luego de que el documento está firmado debe ser presentado al inspector del trabajo quien se encargara de leerlo y dar legalidad a todo el proceso. Lo más adecuado es que este representante se encuentre en el momento de la firma para poder servir de guía, en el caso de que algo dentro del acta de finiquito este mal. Después de esto, dicha acta debe ser registrada ante el ministerio. Es necesario que los empleadores hagan este procedimiento cada vez que ejecutan un acta de finiquito, este paso es obligatorio. De no hacer el debido registro, el documento perderá su validez y peor aún puede tener consecuencias legales que le pueden costar cantidades de dinero y problemas en general con el Estado.

Actas de Finiquito - Qué son y cómo generarlas

Consejos

  • La parte empleadora debe de procurar tener todos sus papeles y registros en regla para evitar sanciones. Desde la firma de sus contratos, que es el inicio de la relación laboral, hasta las actas de finiquito se deben tener presentes de la forma correcta y verificada por los profesionales a cargo de esta área en específico.
  • Infórmate con respecto a los diferentes trámites legales que existen en tu país. Es importante que para cualquier trámite legar, incluyendo las actas de finiquito, las partes involucradas tengan presente de que se tratan los documentos y para qué sirven. Esta es la mejor defensa a la hora de querer evitar estafas o problemas legales por no conocer los detalles de los trámites que se están realizando.
  • Las actas de finiquito son un documento relativamente sencillo de rellenar y de establecer pero que de no ser redactado adecuadamente, y por el personal correspondiente, puede fundar la desconformidad de alguna de las partes. Establece los puntos claramente, lee bien lo que ha sido redactado y asesórate con profesionales de confianza para que el procedimiento quede establecido correctamente bajo la conformidad de la ley.

Te interesan también otros post como son: Cómo calcular el finiquito Para qué sirve un reglamento y Cómo denunciar inspección de trabajo

¿Te ha gustado?