Si quieres saber cómo  hacer una Carta Baja Voluntaria: Ejemplos y Cómo redactarla, continúa leyendo este artículo.

Como su nombre lo indica, es una carta que un empleado redacta con el fin de renunciar a su cargo dentro de la empresa; se da por supuesto, que como es voluntaria, no está obligado por nadie, sino que se quiere hacer por alguna razón específica; pueden ser muchas las razones para esto.

Realmente no existe un modelo claro a seguir cuando se quiere  hacer una carta de baja voluntaria, a no ser que haya algún tipo de convenio colectivo o que las normas de la empresa lo exijan, pero igual acá te vamos a ayudar con una buena guía donde indicaremos qué nos parece importante, qué debe contener y los diferentes apartados.

La situación financiera actual afecta tanto a los trabajadores como a las empresas; en muchas ocasiones las empresas se ven, por decirlo de alguna manera, forzadas a hacer algún tipo de reestructuración que afecta principalmente a los empleados; la empresa en lo que más piensa es en los números, por obvias razones, pero a la vez se genera una situación bastante tensa en el ambiente, que es difícil; analizan cómo les ayudará la reestructuración en el momento y realmente pocas veces miran su impacto a largo plazo; así los empleados que quedan viven con temor y una mayor carga, que lleva a desánimos, desmotivación, desorientación, inseguridad, falta de metas claras, entre otros; por lo general las consecuencias radican en que los empleados que encuentren otros campos laborales, tomen la decisión de irse.

Claro está, no queremos decir que sea el único caso, habrá otros donde las personas estén contentas donde están, pero les resultan ofertas mejores que tienen que aprovechar, se quieren independizar, trabajar freelance para disfrutar la vida, quieren viajar o tomarse el año sabático, entre otros.

El área de Recursos Humanos a menudo recibe trabajadores y empleados que entran con una carta en la mano y muchas veces hasta se les ve, aunque lo traten de contener, una satisfacción en el rostro, y es así como comunican que han tomado la decisión de renunciar, de abandonar la organización.
Carta Baja Voluntaria: Ejemplos y Cómo redactarla

Redacción de la carta baja voluntaria 

  1. Es recomendable que la hagas lo más sencilla que se pueda, yendo directo al grano, no le pongas muchos adornos, ni que se vea forzada.
  2. Debes tener en cuenta que la función e idea principal de la carta no consiste en agradecer a la empresa y desearle todo lo mejor a la misma; el objetivo primordial, y en lo que más se fijará la empresa, es en la decisión que tomaste de irte y en qué fecha será tu partida.
  3. Ojo con esto, no estamos diciendo que no debas agradecer y colaborar en lo que más puedas antes de irte; para hacer esto y dar aquellas explicaciones y ayudar con lo que te pidan, existen medios que son más personales y directos; una carta de preaviso es bastante fría.

Así entonces, una carta sencilla para renunciar a tu trabajo sería así

Madrid, 05 de agosto de 2016

Señor (nombre a la persona que va dirigida)

Director de Recursos Humanos

Nombre de la organización

Dirección (esto es opcional)

Estimado (nombre del encargado de Recursos Humanos)

Por medio de la presente yo, Adela Londoño, con número de identificación (número del documento), le comunico  la decisión que he tomado de causar una baja voluntaria de la compañía (nombre de la compañía), mi último día de trabajo será el 31 de agosto de 2016.

Atentamente,

(Pon tu Nombre y tu Firma)

El preaviso

Según tu lugar de residencia y las leyes que rigen allí, puedes tener preavisos que tienes que respetar; en la carta como tal no estás obligado a poner el pre aviso, pero de antemano tienes que tener en cuenta que si no respetas esto, la empresa podría tener derecho a penalizarte, descontando aquellos días de preaviso que no diste a conocer. Incluso en aquellos países donde ya no es una obligación dar el preaviso, te recomendamos que lo hagas y con una antelación posible, pues lo que queremos es que salgas de una manera ordenada y quedando bien. Te contamos que podrías poner perfectamente una fecha de salida un domingo, pero tampoco quedarías bien; a la empresa no le gustaría que lo hicieras porque tendría que pagarte ese fin de semana y no podría hacer el respectivo retiro hasta el lunes.

A quién debes dirigir tu carta

Si la empresa donde trabajas actualmente tiene un departamento o área de recursos humanos, puedes dirigir la carta hacia a ellos y entregarla allí; si por el contrario es una empresa que no cuenta con esto, la podrás dirigir a tu jefe inmediato (directo). Cuando entregues tu carta, puedes pedir que te den una copia de un recibido y también preguntar algunas cosas como por ejemplo cómo continúa el proceso de entrega de documentos y de liquidación.

Comunicar verbalmente tu cese de actividades en la empresa

Al primero que deberás decirle que te vas de la empresa es a tu jefe inmediato, así que no le comentes esto a tus compañeros, pues podría llegar a sus oídos por otras lenguas y seguro que esto no lo querrás; a veces no se puede evitar que los colaboradores más cercanos a ti lo sepan, pero busca que no esté mucha gente involucrada y trata de seguir un criterio que sea lógico.

Antelación

Con antelación debes haber preparado la respectiva comunicación de tu baja voluntaria, pues acá, a diferencia de la carta, se trate de poder quedar bien, pero eso sí, sin mentir, siempre habla con la verdad.

Es cierto que en más de una ocasión las personas fantaseamos con hacer algo en la oficina del jefe y decirle un montón de cosas que siempre hemos tenido que callar, pero llegado el momento no es bueno hacerlo; sólo deja lo malo en el pasado y haz una salida que esté hecha a la altura y lo mejor posible; puedes decir una variedad de cosas que quieras hacer, pero nunca te salgas de la humildad y el respeto; recuerda que no sabes con qué personas te vas a encontrar en el futuro o las referencias que puedan dar de ti. Si la carta se la vas a dar a tu jefe inmediato, no entres directamente con ella en tu mano, primero entra y habla sobre la situación.

Habla con tu jefe

Cuando hables con tu jefe exponle los motivos de tu retirada; cuando lo hagas debes velar porque no vaya a quedar que la empresa resulte ser la culpable de que te vayas a ir, sólo expresa aquellos motivos que son concernientes a ti, a tu situación actual y las oportunidades que hay para ti, este sí es el momento para agradecer tanto a nivel particular como general, a tus jefes, compañeros, etc.

Si sientes que tu jefe no se merece un gran agradecimiento, puedes omitir esta parte, sólo dile de la manera más cordial, los motivos y por último muéstrate siempre colaborador. Puede ser normal que ya no te sientas tan involucrado con la empresa, pero no debes dejar de ser un profesional hasta el último día; ayuda en todo lo que puedas y  colabora mucho en el empalme de la persona que te va a reemplazar. No adornes mucho, sé conciso.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.