Una de las cosas que más preocupan hoy en día es el tema económico. Con las malas épocas, los trabajos precarios, lo mal pagados que están, lo que ha subido la vida, la falta de trabajo, lo cara que está la vida, etc. Son muchas cosas que se hacen cuesta arriba y en conclusión, cuesta cada vez más y más, poder ahorrar un poco y ver la cuenta corriente con un extra o simplemente, poderse dar caprichillos y tener algo o intentarlo por lo menos, ahorrado.

Sabemos que cada vez es más complicado, sí. Pero no resulta del todo imposible. Todo es apretarse un poquito el cinturón, hacer muy bien las cuentas, mirarlo todo con lupa, echar mano de ciertos truquillos y tener pericia a la hora de ahorrar y gastar lo menos posible. A veces, no tenemos en cuenta que nos vamos gastando a diario una cantidad que a priori puede parecer insignificante pero que sumando semanas… y meses…a la larga, es un buen dinero. Son pequeñas cosas y vamos a intentar daros esos pequeños trucos o realizar pequeños cambios para que (aunque sea poca cantidad) se pueda llegar a ahorrar todos los meses algo de dinero, que nunca viene mal.

Instrucciones para ahorrar más

Una de las cosas que no se suelen revisar con asiduidad, son los seguros. En muchos casos o bien se obvian o por el contrario se siguen renovando y ni se mira lo que ofrecen, ni se coparan. Muy importante, revísalos. Si no tienes, es importante mirarlos y por económico y básico que sea, hazlo. Dado el caso de necesitarlo, lo agradecerás. Merece mucho la pena invertir en ello.

Si, por el contrario, ya se tienen ciertos seguros, lo importante es revisarlos. Es muy probable que puedas llevarte una sorpresa y te des cuenta de que, por una parte, ya no te ofrece tantas cosas como creías o bien por otra, que, sin darte cuenta, las tarifas han aumentado y te cubre lo justo. El truco está en mirar por ejemplo por Google y compara los seguros. Echa un vistazo a los más importantes: los seguros del automóvil, el hogar y de vida. Seguramente te lleves una sorpresa cuando descubras que hay muchas ofertas donde incluso por incluir varias seguranzas te hacen un buen descuento. Y lo mismo si varias personas de la misma familia se incluyen en el seguro. Puedes ahorrarte bastante dinero. Son comparadores de precios, echarles un vistazo, siempre. Si el precio es inferior o si bien os compensa lo que cubre… ni lo penséis.

Pequeños gastos diarios…. Hay algunos vicios que suman mucho dinero durante los días, semanas, meses… y si echas cuentas, es un autentico dineral. Un clarísimo ejemplo. Las personas fumadoras. ¿fumas? Si no puedes ni quieres dejar ese vicio, puedes optar por fumar marcas más baratas. O todavía mejor, cómprate tabaco y líatelo tu mismo. Echa cuentas de las cajas que puedes comprar a diario, súmalo a la semana y calcula el mes. Multiplícalo por un año. ¿Te has asombrado verdad? Seguramente ahora, pienses un poco más en donde va el dinero…

Otro pequeño/gran pico que suma a diario y suma mucho dinero al año son las pequeñas cantidades. Por ejemplo, ¿cuándo trabajas te tomas un café en la maquina?, ¿O te vas al bar a diario a tomarte cafés, un zumo o bien el desayuno? El pico que puede llevarte a lo largo de un año es brutal. ¿La solución? Llévatelo todo de casa. En algunos países, es una cosa muy típica. Si tomas café a diario, cómprate un termo y llévatelo ya desde casa. Te aseguro que te ahorraras mucho dinero. Lo mismo con las bebidas, la comida, la merienda, el desayuno… cualquier cosa que tengas la costumbre de comprarte en el bar, en cafeterías…a diario. Intenta evitarlo y llévatelo ya preparado de casa. Así, además, comerás mucho más sano. Acostúmbrate a prepararte las comidas en casa y no solamente puedes cambiar de hábitos y comer mucho más sano, sino que ahorrarás mucho dinero.

¿Se te va la mano con las compras y gastas más de la cuenta en el ocio? Un buen truco es hacerte todos los meses un pequeño presupuesto. Destina una cantidad exacta al ocio e intenta no salirte de ahí. Algo imprescindible es intentar llevar el dinero en efectivo. Si eres de los que dado el caso no puede evitar utilizar la tarjeta, evítala. Déjatela en casa y paga en efectivo. Si no tienes dinero… no puedes gastar. Y en este otro caso, ¡usa la imaginación!

A la hora de hacer cosas para disfrutar de tu tiempo libre intenta gastar lo menos posible… sal a pasear y evita en medida de lo posible coger el coche, el transporte público…. (todo suma) usa las piernas o bicicleta. Por un lado, te divertirás y por otro, no gastarás ni un solo euro y harás ejercicio. ¡No son más que ventajas!
Haz picnics. Es romántico, es divertido… disfruta de los pequeños placeres y valora más el tiempo con la gente que te hace feliz o simplemente desconecta tu mismo/a del tiempo libre que tengas.

¿Pagas una cuota en el gimnasio y sólo acudes un par de días a la semana? Echa cuentas de lo que pagas al mes. Si solamente acudes un par de veces a la semana, seguramente no te compense… piensa el porque te apuntaste, que querías conseguir, cuales eran tus propósitos y valora si realmente, te compensa seguir pagándolo. Si son más las respuestas negativas que positivas, piensa si las actividades no te llaman la atención, no es lo que buscas o necesitas, no estás motivado/a, etc.

Si realmente no tienes tiempo de poder acudir más días, difícilmente, podrás rentabilizarlo. Piensa en comprarte una máquina que se adapte a tus necesidades para usar en tu propia casa y valora la idea de hacer deporte al aire libre y cambiar de hábitos. ¿Acudes al gimnasio sólo para perder peso? Si la respuesta es positiva, haz pequeños cambios de hábitos y evita pagar la mensualidad del gimnasio. Deja el ascensor en medida de lo que puedas. Sube y baja escaleras, ve andando a todas las partes que te sea posible, mantente activo/a… sal a correr, ve a caminar, pasea… utiliza todos los medios posibles que te ofrece la naturaleza y el medio, para ponerte en forma. ¡Es gratis!

¿Que necesitas para ahorrar más?

  1. Intenta llevar efectivo y no la tarjeta de crédito. Así evitarás tentaciones y llevarte un susto a final de mes.

Consejos para ahorrar más

¿Te gusta leer la prensa a diario y eres de lo que se compra revistas todas las semanas y los diarios cada día? ¿Has calculado el dinero que te dejas a la semana sin darte cuenta? Y al mes… ¿por no decir la suma anual que eso conlleva? Puedes seguir manteniéndote al día de todo lo que pasa y sin gastarte un solo euro. ¿Cómo? Mirando la prensa online. Así de sencillo… prácticamente ya todos los diarios tienen su versión web/online donde vas a poder estar igual de bien informado, pero sin gastarte el dinero y lo mismo con prácticamente, todas las revistas que están en el mercado. Te aseguro, que, si dejas de comprar el diario o las revistas cada semana o cada día, puedes terminar ahorrándote desde unos 50 euros hasta 240 euros al año (que viene muy bien para echarlo directamente a una hucha, por ejemplo).

¿Te ha gustado?