Hoy en día las familias acostumbran a tener varios seguros de distinto tipo, y los más habituales son los del coche, los de decesos y los de hogar. Tradicionalmente, en España el seguro de decesos, para cubrir los gastos del funeral cuando se produce una muerte en la familia, era el más extendido, junto con el obligatorio de vehículos, pero en la actualidad otros muchos tipos de seguros están presentes en la vida cotidiana.

La cuestión es que buscar un seguro no es algo que se pueda resolver instantáneamente, porque hay muchos precios y coberturas, y eso hace que buscar un seguro se vuelva una tarea ardua. En principio, parece que todos los seguros son iguales, pero la práctica nos dice que en absoluto, y que en la realidad hay muchas sorpresas sobre lo que pensamos que está incluido en la póliza y lo que realmente abarca.

Eso hace que a la hora de buscar un seguro haya que ver con mucho detalle hasta donde llega la cobertura, ya se trate del coche, de la casa, del funeral, de tu animal doméstico, de salud, etc., y cuánto cuesta cada una de ellas, o la combinación de varias. ¿Podrás atender tus necesidades con una póliza básica, o te interesará ampliarla si el coste no es mucho mayor? Y, sobre todo, ¿cómo buscar un seguro y no morir en el intento, gastando tiempo y esfuerzo?

Pues, a continuación te damos varias pautas para que sepas la mejor manera de cómo buscar un seguro.

Cómo buscar un seguro

Búsqueda clásica

La forma más clásica de buscar un buen seguro, como en otras cosas, es que, primero, te plantees qué seguro necesitas, y para qué, cuáles son exactamente las incidencias que pueden ocurrirte a ti o a tu familia y para las que quieres estar preparado. Si es un seguro de hogar, por ejemplo, ¿te interesa cubrir una posible inundación por una cañería rota al vecino de abajo y la rotura de cristales, o también quieres asegurar el caso de incendio? Si es el de salud, ¿te basta la atención médica primaria, o querrás incluir alguna posible operación?

Apunta los detalles de lo que quieres que tenga tu seguro, en una libreta, o en el móvil, y busca una lista de oficinas de seguros, ya sea en internet o en la guía telefónica, y ponte a llamarles uno por uno para que te cuenten qué te ofrecen y por qué precio. También puedes visitar las sedes de las compañías aseguradoras de tu localidad y entrevistarte con ellos, recabando folletos, ofertas, precios, coberturas hasta que obtengas un retrato más o menos completo de lo que puedes obtener por tu dinero.

Por internet

También puedes realizar la búsqueda de tu seguro, si no perfecto, sí el más cercano a tus necesidades y presupuesto, buscando en internet. Todas las compañías tienen una página web, más o menos completa, en la que detallan los seguros que ofrecen, y las coberturas que incluyen.

Unas te darán tarifas de precios y otras no, por lo que deberás llamarlas por teléfono para recabar esa información. Pero en general, al cabo de una serie de búsquedas también tendrás un cuadro más o menos detallado de lo que te interesa, como para que puedas decidirte por una empresa o por otra.

Buscadores y comparadores

Desde hace cierto tiempo han surgido webs en las que se ha desarrollado una tecnología que viene a eliminar las incomodidades inherentes a los tipos de búsqueda que hemos descrito más arriba, como son las interminables llamadas telefónicas, las visitas a las oficinas y las entrevistas con diversos comerciales para que nos den unas informaciones que no siempre nos quieren dar tan claramente como nos gustaría.

De la misma manera, la búsqueda en internet también se hace tediosa, y ocupa más tiempo del que nos gustaría, pues no siempre las webs de las compañía facilitan información completa sobre los detalles del seguro buscado, u otras no dan los precios de ciertas coberturas o no desglosan esos precios, de forma que al final hay hablar con muchos agentes de las compañías y toda su retórica comercial, dependiendo del estilo de cada cual.

Cómo buscar un seguro

Por eso, los buscadores de seguros, en los que introducimos una serie de datos, sobre todo en relación a qué queremos asegurar y al precio que podemos pagar, son una gran ayuda para los usuarios al reducir sobremanera el tiempo de elección del seguro adecuado para nosotros. Además, a la función de búsqueda unen la posibilidad de comparar los precios y detalles de los seguros que cada empresa ofrece, poniéndonos delante de los ojos, en un vistazo y todo a la vez, una panorámica de lo que ofrece el mercado para las circunstancias concretas de tu caso. Al final, esta posibilidad de buscar entre todos los seguros existentes y compararlos nos ahorra mucho tiempo de elección y sobre todo, dinero, al poder conocer los precios más ventajosos para nuestra situación.

Cómo funciona un buscador

Los buscadores de seguros no son complicados en su funcionamiento, dado que el objetivo es que la persona que los utiliza no se vaya de la web a las primeras de cambios, por lo que se utiliza un único formulario, en el que introduces los datos sobre lo que necesitas asegurar, lo que llevará a que te salga también al detalle lo que ofrecen las compañías y los precios que cobran de acuerdo a tu perfil. A partir de ahí, sólo tienes que ver y comparar lo que ofrecen y elegir de acuerdo a lo que te dicte tu necesidad y tu bolsillo.

Datos a introducir

En el formulario de búsqueda tendrás que introducir datos generales como tu edad, sexo y localidad, y otros datos más concretos referidos al tipo de seguro que estás buscando y a lo que quieres asegurar, que cambian dependiendo de cada cobertura buscada. También tienes que introducir tu dirección de correo para recibir en ella la comparación de tu búsqueda, de manera que la tendrás ahí guardada para cuando quieras consultarla. Como cada caso tiene sus peculiaridades, te damos un ejemplo de búsqueda de seguros de automóvil, uno de los más comunes, para que veas como funcionan estas páginas.

Buscar seguros de automóvil

Si buscas un seguro para tu coche por el mejor precio y calidad disponibles, tienes que introducir datos sobre el conductor, el vehículo y el tipo de seguro que buscas. Sobre el coche deberás indicar la marca y el modelo, las puertas que tiene, si es de gasolina, gasoil o eléctrico o híbrido, y su potencia. También, el buscador te pedirá que le digas si el coche es nuevo o de segunda mano y si ya tienes seguro y quieres cambiar o es un seguro de nuevas. Todos estos datos, como puedes imaginar, influyen en el precio a pagar por el seguro. Además, deberás introducir, la fecha de la compra del coche, si conduces otros vehículos, el uso al que va destinado, si lo aparcarás en la calle o en un garaje, los kilómetros estimados que vas a recorrer con él al año y si le añadirás un remolque.

Además, te requerirá datos sobre las personas que van a conducir el coche, seas tú mismo u otras personas. La edad, lugar de nacimiento, fecha y lugar donde obtuviste el carnet de conducir, sexo, estado civil, profesión y si tienes hijos o no. También deberás indicar si el coche ya tiene seguro o no, o si lo ha tenido y con qué compañía, si has sufrido siniestros y las coberturas que quieres para tu automóvil, si es a todo riesgo, a terceros u otro.

Cómo buscar un seguro

¿Te ha gustado?