Hoy en día la economía está muy presente en nuestra vida cotidiana, hasta el punto de que muchos términos específicos de cuestiones que antes eran propias de los especialistas las hallamos en cualquier conversación de bar o de familia. Hablamos coloquialmente de prima de riesgo, del Ibex 35, de minijobs, de la subida de la Bolsa, de “brokers”, como algo que hemos asumido con naturalidad. Hablamos de la subida de las acciones de tal o cual empresa o banco, y no nos extraña la idea de invertir en bolsa.

Desde hace unos años se han publicitado en la televisión y en los grandes medios de comunicación ampliaciones de capital en muchas empresas a través de la compra de acciones, indicando incluso que se pueden adquirir desde pequeñas inversiones de dinero. La compra de acciones ya no es algo de grandes inversores, sino que hay miles de ciudadanos que han invertido unos pocos miles de euros en todo tipo de empresas, hasta el punto de que hay asociaciones de consumidores que editan revistas dedicadas casi en exclusiva a la inversión en bolsa y a aconsejar la mejor manera de ganar en la compraventa de acciones.

Te damos algunos consejos, regidos por la extrema prudencia, para que empezar a comprar acciones no sea ni un laberinto ni una sangría de dinero.

¿Que necesitas para comprar acciones?

  • Un capital mínimo de 500-600 €
  • Una cuenta con un corredor de Bolsa
  • Inscripción en un simulador bursátil

Cómo comprar acciones

Instrucciones para comprar acciones

  1. El corredor de bolsa. Un corredor de bolsa, un intermediario o “broker”, y puede ser una persona o una empresa, pero lo necesitas para poder comprar y vender acciones, porque es quien está autorizado a hacerlo en el mercado. Tú le dirás qué y cuántas acciones quieres comprar o vender y lo hace en tu nombre a cambio de una pequeña comisión. La forma habitual hoy en día ya no es por teléfono, sino por internet, donde te suscribes a una empresa o corredor, la cual te enviará los documentos por correo ordinario -que devolverás firmados de la misma manera-. También puedes comenzar en Bolsa a través de tu banco, pues la mayoría tienen este servicio. Tiene la ventaja de que pueden aconsejarte y estar más cerca de ti que una empresa de corredores, aunque te saldrá algo más caro.
  2. ¿A partir de cuánto? Para quien se quiere iniciar en la Bolsa y tampoco dispone de grandes capitales esta es una pregunta muy importante. Los expertos lo que indican es que se comience a aprender con una mínima inversión de carácter experimental, es decir, sin pensar en ganar dinero, sino más bien teniendo en cuenta que habrá alguna pérdida. Aconsejan destinar cierto monto de dinero, alrededor de 600 euros, con el planteamiento de poder tener unas pérdidas de unos 100 €. Debes pensar que un cálculo conservador sobre el capital mínimo para empezar a aprender a invertir en Bolsa, pero con opción a cierta ganancia hablan de 15.000 euros. Sin embargo, lograr ganancias en Bolsa no es cuestión tanto de dinero como de saber hacerlo.
  3. Prueba sin dinero. Pero antes de jugar en Bolsa arriesgando tu dinero real, lo mejor es que hagas tus pruebas con red. Existen en internet muchos simuladores de la inversión en Bolsa, tales como La Bolsa Virtual, El Simulador de la Bolsa o eToro, entre otros, con los que podrás ir aprendiendo a comprar acciones sin riesgo alguno. También los tienen muchas de las empresas de brokers, y con diversas caraterísticas, pues en unos casos te cobran por uso, otras son gratuitas, y muchas te permiten usarlos por tiempo limitado solamente antes de pasar a la inversión real.
  4. Definiciones básicas. Lo primero que debes saber cuando te acercas a la Bolsa son algunas definiciones básicas, como los tipos de orden que se usan para comprar acciones. Hay dos: las órdenes de mercado y las órdenes limitadas. Las primeras son instantáneas, o sea, compras al precio de cotización de la sociedad que te interesa y que puedes ver en los segundos antes de emitirla. Una orden limitada, señalas a qué precio quieres comprar, pero si das un precio inferior al que tiene la acción, no comprarás hasta que el precio baje. Por ejemplo, si una acción de OHL está a 18,10 €, y tú quieres comprarla a 18 €, es probable que durante la mañana baje al precio que buscas, pero también es posible que no lo haga en dos años.

    Businessman drawing an arrow over stack of coins - income growth concept

    Businessman drawing an arrow over stack of coins – income growth concept

  5. Orden de “stop loss”: parar pérdidas. Puedes asegurar más tus pérdidas y limitarlas. Puedes dar una orden de mercado, instantánea, pero guardándote las espaldas, es decir, que puedes invertir 600 € sin necesidad de que te arriesgues a perder los 600 €. Para ello, cuando des una orden de compra, una orden de mercado, también debes dar una orden de venta, una orden “stop loss”, que significa parar pérdidas en ingles. Lo recomendable es poner el límite de pérdidas en un 10%, aproximadamente. Por ejemplo, si quieres invertir 600 € en Inditex, y su acción está a 44 €, comprarás 13 acciones.. Si no quieres perder más de 50 € en caso de que bajen, deberás dar una orden “stop loss” o de venta, en 40,15 €, de manera que cuando la acción baje de esos 44 € a 40,15, se venderás las acciones compradas, con lo que sólo habrás perdido 50 €. Así controlarás el riesgo.
  6. ¿Dónde invierto? En la Bolsa hay muchas empresas y todas pueden parecer atrayentes. Además, están las sociedades que en un momento dado están de moda, aparecen mucho en los medios y se habla de ellas favorablemente. Todas las recomendaciones de los expertos apuntan a que te atengas al índice del Ibex35, que reúne a las empresas más importantes de la Bolsa española, y que son las que menos sustos te van a dar en general, pues suelen tener una gran estabilidad. Compra acciones en relación con el dinero que quieres invertir, y ajústate a ello mientras estás entrando en el engranaje bursátil.
  7. Fondos. Puedes ir conociendo otras posibilidades, como son los fondos de inversión y los ETF o fondos cotizados, en los cuales se unen inversores y compran participaciones en varias sociedades, con lo que diversifican su riesgo, aminorándolo, por lo que es una compra menos arriesgada que la de acciones de una sola empresa.
  8. ¿Cuánto y cuándo ganaré? La ganancia dependerá en primer lugar del mercado, si está en un nivel muy alto, las ganancias -pero también las pérdidas, en su caso- serán mayores que en época de depresión, y luego de tu habilidad, incluso de suerte, a la hora de elegir los momentos de compra y de venta. A ello, desde luego, será fundamental tener toda la información posible sobre la marcha de las sociedades que te interesan y del mismo mercado en sí. Pero debes tener en cuenta que una previsión razonable de ganancias es la de un 8% anual, y que sólo los profesionales más expertos logran doblar esa cifra. Y también debes saber que si eres completamente nuevo en Bolsa, los conocedores del mercado te dicen que en conjunto no ganarás nada antes de seis meses.

Consejos para comprar acciones

  • Huye de la especulación, un error común en los principiantes en el mercado de valores, como puede ser la compra y venta muy frecuentes, comprar sólo acciones de las sociedades más populares, comprar y vender indiscriminadamente acciones con grandes pérdidas. Igualmente no te dejes llevar por las emociones: que te guste una empresa no quiere decir que vayas a ganar más con sus acciones.
  • De la misma forma, pasa de largo ante palabras como futuros, opciones, warrants o apalancamiento, porque son productos y mecanismos que multiplicarán el riesgo al que te expones. Tampoco es aconsejable que hagas operaciones intradía, que se cierran en minutos. Son operaciones de alta velocidad reservadas sólo a los expertos en el corretaje bursátil y un gran aprendizaje previo.

Cómo comprar acciones

  • Sé muy prudente a la hora de seguir los consejos de nadie, amigos, compañeros, e incluso los de los bancos o algunas empresas que pueden buscar más su propio beneficio que el tuyo como inversor. Educa tu propio criterio leyendo, observando, estudiando informes. Si alguien te aconseja no va a invertir el dinero de su bolsillo, sino que serás tú con tu capital.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.