Contenido del Artículo

Parece un tema tan común, pero muchos lo desconocen a ciencia cierta. ¿Tienes un nuevo domicilio, local o  inmueble que requiera la instalación del sistema de luz? Sigue las siguientes instrucciones que facilitarán la solicitud de este servicio, incluso, te asombrará la forma tan sencilla sobre cómo hacerlo.

Para contratar la luz en tu vivienda lo puedes realizar personalmente en sus oficinas, este es el método convencional.  Sin embargo, a través del Internet ya puedes realizarlo. Cada empresa comercializadora de electricidad ofrece diferentes oficinas virtuales para que puedas gestionar este servicio, incluyendo la tramitación del contrato.

Por otra parte, se facilita a cada usuario e interesado los diferentes paquetes que se ajusten a su economía y a su tiempo, porque no tiene restricciones en horarios y lo puedes tramitar desde cualquier lugar.  Por ejemplo, si no puedes gestionar todo por las oficinas físicas, puedes culminar la tramitación online, esto es ideal para aquellas personas que tienen un horario poco flexible.

Puedes tener la garantía de que este sistema es totalmente seguro. En caso contrario, puedes pedir la asistencia directa con algún operador.  Lo cierto es que todo está diseñado para que  obtengas un servicio adecuado y oportuno e inmediato.

Instrucciones

Contratar la luz no tiene ninguna complicación.

  1. En primer lugar comunícate al 071 para solicitar el servicio. A través de Internet puedes utilizar la página web oficial de la CFE.
  2. Si es una vivienda, habitación o local, debes elegir en primer lugar la tarifa, la cual debe ajustarse al consumo. Por otra parte, el nombre de la empresa que has escogido para que te suministre el servicio.
  3. Debes especificar si la vivienda es propia o es un arrendamiento.
  4. Si la vivienda ya ha tenido el servicio de luz, debes presentar alguna factura (reciente) acompañada de tus documentos personales y bancarios para hacer los pagos respectivos.
  5. Debes disponer del CUPS (Código universal de suministro) para que puedas realizar la contratación y las gestiones necesarias. En caso de no tener este número, debe contactar la distribuidora de tu zona y solicitarle el número.
  6. En caso de que dispongas de ambos requisitos (factura y CUPS) solo contacta la comercializadora y solicita la tarifa que deseas contratar, y a su vez te solicitará los documentos que se requieran.
  7. Si la vivienda es nueva, necesitas la licencia de primera ocupación.
  8. Si la vivienda es de segunda mano o es para alquilarla, debes poseer cédula de habitabilidad. Te solicitarán el Certificado de instalación eléctrica si está vencido.
  9. En vista de que existen diferentes tarifas, sería conveniente utilizar el sistema online, de esta manera  puedes realizar una comparación y escoger el suministro que sea más provechoso para ti.
  10. El comparador de luz facilita la muestra de las tarifas para que elijas la que se adapte a tu consumo o necesidad. En todo caso, en la oferta de electricidad que escojas puedes determinar el precio de consumo, de la potencia y si quieres el servicio adicional de mantenimiento.
  11. Cualquier empresa ofrece hasta tres tarifas con precios diferentes para el mismo día. Esto es beneficioso porque así podrías regular el consumo de la electricidad de acuerdo a tu necesidad. Es decir, podrás escoger la tarifa más económica para el momento del día que consumas más energía.
  12. Necesitas saber que la solicitud de la gestión de instalación de la luz, tiene un costo. Este importe aparecerá descrito en la primera factura que llegue a tu casa o local y será destinado a la distribuidora de tu zona.
  13. Si deseas contratar el servicio para tu negocio, debes comunicarte con el CFE para solicitar la tarifa de consumo no mayor de 10kw.
  14. Las conexiones son completamente gratis.
  15. Si quieres contratar los servicios de otra comercializadora para el nuevo suministro de energía, solo formaliza el contrato, esta se encarga de hacer la gestión restante. Los gastos serán descritos en la factura.

Que Necesitas

Al solicitar la contratación de la luz debes suministrar una cantidad de documentos necesarios:

  • Datos personales y DNI del titular de la vivienda o local. En su defecto, muestra tu pasaporte.
  • Código Universal de Suministro.
  • Licencia de primera ocupación.
  • Cédula de habitabilidad.
  • Dirección exacta. Deben señalarse puntos de referencia.
  • Constancia de propiedad de la vivienda o arrendamiento (vivienda o negocio).
  • En caso de que no puedas solicitar personalmente este servicio, se te exigirá una autorización y la copia de su identificación personal.
  • Para un inmueble nuevo o no ocupado, necesitas el permiso de ocupación emitido por el cuerpo de bomberos.
  • Cancelar el depósito de conexión y garantía con la tarifa vigente.

Consejos

Para que no tengas ningún tipo de inconveniente al hacer la contratación de la luz, te sugerimos diferentes ideas que debes tener en cuenta:

El local o la vivienda no debe estar en construcción, es decir, la instalación del sistema eléctrico debe estar culminado. Si no es así, te da chance verificar que en la entrada hayas instalado el cable que suministrará la electricidad en todo el inmueble.

Recuerda que en el mercado existen diferentes ofertas.  Estudia minuciosamente cuál es la que se ajusta a tu presupuesto y necesidad.  No olvides asesorarte acerca de las condiciones del contrato que estás realizando. 

Es imprescindible, si la instalación de la electricidad es en tu negocio,  que te cerciores de que la distancia del poste que te suministrará la luz sea de una distancia no mayor de 35 metros. No debe requerirse instalar un transformador y que solo abarque un comercio pequeño.

Si alrededor no existe un poste de luz, debes solicitar una petición de factibilidad.  Para esto debes acercarte a las oficinas o comunicarte  a través del 071, para que elaboren el proyecto y determinen el costo de la obra.

Debes tener en cuenta tus hábitos con respecto al buen uso de la electricidad, porque controlarlos puede establecer la diferencia en tu factura de cobro.  Este cambio no debe ser tan complicado, y verás los resultados cada final de mes.

Las tarifas más altas  abarcan la segunda parte del día, entre las 12 y las 22 horas, obviamente porque son las de mayor consumo.  El precio más económico  está asignado entre las 22 y las 12 horas. Puedes de todas formas  personalizar tu propia tarifa al revisar la lista que la Empresa ofrece.

Existen tarifas de beneficio social para aquellos grupos familiares con un presupuesto apretado donde se realiza hasta un 25% de descuento, pero esto solo aplica a las potencias no mayor de los 3Kw.

No estás obligado a contratar algún servicio adicional que te imponga la empresa. Las empresas del mercado libre a veces intentan adicionar servicios disfrazados con el término “gratuito” y lo incluyen dentro de la contratación sin que te des cuenta.

Existen compañías que envían a sus agentes para ofrecerte sus promociones de ahorro de luz.  Pídele de una vez su identificación.  Si tienes dudas, despídelo y revisa con calma la web de la compañía eléctrica.

Debes ser sincero al declarar los artefactos que posees y utilizas, para que la empresa pueda hacer el análisis de tus niveles de consumo.  Si no lo haces correctamente, pueden ocurrir descargas o bajones inesperados,  y una serie de inconvenientes que podrías evitarte.

Con respecto al destino de las facturas, si quieres algún sitio en particular debes enviar  una dirección de notificación.

Si deseas cambiarte para una nueva propuesta de suministro de energía, compara los precios entre las diferentes empresas. No te lances de un todo. Si no entiendes la información, pide asesoramiento en una de sus oficinas de información al consumidor.

Debes revisar que tu contrato no presente penalización  para el consumidor por cancelación del servicio.

Es imprescindible que tengas a mano los contactos para hacer los diferentes reclamos.  Estos deben venir descritos en las facturas de cobro.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.