Ver películas y series son algunos de los principales pasatiempos que podemos realizar cuando estamos en casa. La evolución tecnológica ha variado la forma en la que consumimos este tipo de productos. Internet ha revolucionado el sector del ocio y ha llevado a que sea el receptor el que elija los contenidos que quiere consumir, y que no sea el emisor el que tenga el control. Algunas de estas aplicaciones son plataformas como Netflix, que cada vez tiene un mayor número de usuario y competencia como Amazon o HBO, que también se posicionan como algunas de las alternativas en el consumo de películas y series.

Sin duda, algo que tenemos cada vez más a mano a través de dispositivos como los teléfonos inteligentes o smartphones.

¿Que es Netflix?

Aunque es realmente popular en Estados Unidos, Netflix no llegó a España hasta finales de 2015, convirtiéndose en el principal portal de series y cine a la carta de nuestro país. Porque esta es una de las principales particularidades que tiene esta plataforma. Funciona como una especie de videoclub virtual, en la que pagando una tarifa mensual, podemos disfrutar de un gran número de contenidos a través de múltiples dispositivos como Smart TV, ordenadores, tabletas o incluso teléfonos móviles. De hecho, uno de los grandes puntales para que Netflix pueda sobrevivir en España ha sido la llegada de la fibra óptica.

La reproducción de contenidos a través de vídeo por streaming requiere de una buena conexión a Internet. Así, Yomvi, un servicio que ofrece Movistar Plus y que permite visualizar sus contenidos también a través de otros dispositivos, también puede presentar múltiples problemas si no se cuenta con una buena conexión a Internet. Por ello, la fibra óptica ha permitido aumentar el número de suscriptores a este servicio. Además de disfrutarlo en directo, Netflix también permite la descarga de los contenidos. De esta forma, la película o el capítulo de una serie se almacena en nuestro dispositivo para que podamos disfrutarlo sin necesitar conexión a Internet. Imaginad un largo trayecto en avión o tren. ¡Puedes disfrutar de contenidos de Netflix de una forma sencilla!

Como hemos dicho anteriormente, este servicio puede ser considerado como la evolución de un videoclub. Los más mayores recuerdan acudir a un establecimiento a alquilar una película pagando un precio. Ahora, Netflix pone a tu disposición de forma legal diferentes tipos de contenido pagando un videoclub a través de una tarifa plana. Algunos de estos son propios porque, además, de ser un canal esta compañía también es una productora que realiza series y documentales propios en la gran mayoría. Además, a diferencia de otros programas, no necesita instalar drivers.

El boom de Netflix se puede apreciar en la subida que han tenido algunas series de origen español como “La Casa de Papel”. Esta serie ha sido la primera producción nacional en ganar un Emmy internacional. Pese a ser producida por Antena 3, rápidamente fue adquirida por Netflix donde tuvo un enorme aumento de su share para empezar a enganchar al público. Tal ha sido su afluencia, que la productora ha decidido renovar su serie durante dos temporadas más cambiando el formato en la duración de los capítulos para adaptarlo a su estilo con capítulos de 40-45 minutos. Netflix también incorpora sistemas de big data que permiten conocer los gustos del consumidor y recomendarle aquellos contenidos que mejor se adaptan a sus necesidades y, por tanto, más pueden gustarle. Por otro lado, algunas de las desventajas es que no cuentan con todas las series. Juego de Tronos, una de las más vistas, esté en exclusiva en HBO. Incluso, pese a que se estrenen en Estados Unidos, puede tardar un poco más en llegar a la plataforma.

Beneficios de Netflix

Con todo, Netflix cuenta con enormes beneficios para todos aquellos usuarios que deseen disfrutar de su gran variedad de contenidos de series y películas. Los más destacados son:

  • Flexibilidad. Una de las principales características de esta marca es la posibilidad de poder visualizarlo en un gran número de dispositivos. Chromecast, Tablets, televisiones inteligentes o smartphones son solo algunas de las opciones disponibles.
  • Un modelo realmente simple. Pagas y ves lo que quieras. No tienes que pagar ningún tipo de extra por algún título determinado. Los estrenos, y las películas que llevan veinte años en cartelera, valen exactamente lo mismo. De esta forma, no hay que tener ningún tipo de preocupación.
  • Gran número de contenidos. El catálogo de Netflix es realmente amplio, tanto a nivel de películas como de series. Incluso, como hemos dicho antes, puede actuar de productora ofreciendo sus propios contenidos a la carta.
  • Poder compartirlo con otros usuarios. Podemos pagar y verlo solo nosotros pero, además, existe un modelo más económico que permite que múltiples usuarios puedan acceder a la plataforma. De esta forma, se pueden compartir los gastos de cuánto cuesta Netflix.

Cómo contratar Netflix

El modelo de Netflix, como hemos dicho anteriormente, es realmente simple. Para contratar el servicio basta con acceder a su página web, registrar tu tarjeta de débito o crédito y empezar a disfrutar de los contenidos. Además, el primer mes es completamente gratuito. A diferencia de otro tipo de servicios o compañías, no hay ningún tipo de contrato de permanencia por lo que puedes darte de baja cuando quieras de una forma rápida o sencilla. Sin embargo, debes saber que, pese a que están trabajando en ello, el catálogo de contenidos varía por países. Así, no se ve lo mismo cuando estás en Estados Unidos que cuando estás en España.

De hecho, muchos usuarios se quejan de este tipo de cosas, especialmente cuando se van de viaje y es algo en lo que Netflix está trabajando para solucionarlo. Imagínate estar enganchado a una serie, irte de viaje y querer seguir disfrutando de ella en tus ratos libres y encontrarte que al llegar a otro país como Francia o Italia te encuentras con un conjunto de contenidos totalmente distinto. Sin duda, la decepción sería realmente grande. Más allá de esto, la plataforma, una vez contratada, es realmente intuitiva. Cuentas con un nombre de un usuario y contraseña que debes recordar ya que sin esto es imposible acceder a tu cuenta. Obviamente, si te olvidas contarás con la posibilidad que el sistema te recuerde la contraseña y, si lo requieres, te puedas crear una totalmente nueva.

Una vez accedido al sistema, te encontrarás un catálogo con todos los contenidos de los que dispone Netflix. La pantalla inicial te aparecen estos mezclados y con los últimos estrenos en cabecera. Obviamente, barre para casa y es más sencillo encontrar aquellos contenidos que son propios. En la parte izquierda de la pantalla tienes un menú desplegable con todo tipo de géneros donde están cada uno de los contenidos clasificados por secciones. Como hemos dicho anteriormente, a medida que en Netflix vayamos consumiendo contenidos, el sistema de big data empezará a actuar y a recomendarnos contenidos en función de nuestros gustos. Sin duda, esta plataforma es la primera piedra para un cambio en el consumo de contenidos de entretenimiento en forma de películas y series y que, además, ha permitido un descenso de la piratería de los contenidos en Internet. Si eres fan de este tipo de contenidos, sin duda, Netflix debe ser tu elección.

¿Te ha gustado?