Hoy vamos a explicar a todo el mundo cómo se puede empezar un negocio,un artículo dedicado a todos esos chavales y chavalas con mucho espíritu emprendedor.

Muchas veces te sientes un auténtico fracasado en el mundo laboral, ya que te está costando mucho encontrar un empleo estable, sobre todo si eres joven ya que las cosas están de un modo que no es ni medio normal.

Eso si, siempre nos va a quedar la opción de montar un negocio por nuestra cuenta, algo que si te sale bien te puede servir para pasar de ser un fracasado a ser toda una máquina.

Lo malo es que esto es un poco complicado, ya que hay muchísimos problemas y trampas que se nos van a presentar a la hora de montar un negocio. Por ejemplo, puede ser que no tengas suficientes ingresos, que no tengas la experiencia necesaria montando un negocio o incluso que acabes en una bancarrota.

Por este motivo, seguramente ahora mismo los miedos te estén paralizando y te impidan ser una persona totalmente emprendedora, ya que tienes mucho miedo a quedarte en la calle.

Sin embargo, estos miedos se deben dejar fuera y pasar a echarle valor y tirar para adelante, ya que realmente es más fácil de lo que piensas iniciar un negocio y ganar mucho dinero, pudiendo incluso llegar a ser rico.

Eso si, el camino  no dejará de ser difícil, pero con la ayuda de algunos consejos, te va a resultar un poco más fácil y más llevadero, pudiendo ganar dinero y evitar quedar en bancarrota.

Precisamente hoy vamos a explicar aquí, es decir, vamos a ver cómo podemos empezar un negocio, ser autónomos y si tienes un poco de suerte conseguir unos ingresos estables haciendo lo que te gusta.

Instrucciones para empezar un negocio

  1. Saber que montar:
    Lo primero de todo es saber lo que tienes que montar, ya que hay personas que se ponen a montar negocios a boleo, sin tener ni idea de lo que es y luego fracasan. Yo te aconsejo mirar un poco que es lo que más te gusta, lo que más te motiva y con lo que puedes sacar dinero, ya que por ejemplo es muy difícil ganar dinero de ir a tomar cafés. Sin embargo, si por ejemplo te gusta mucho el tema de los bares y sabes hacer bien el café, puedes montar una cafetería de importación, algo que sin duda tendría éxito. También relaciona lo que quieres montar con lo que sabes hacer, para aprovechar tus habilidades. Por ejemplo si tienes estudios de automoción, podrías montar un taller, algo que te serviría para ganar dinero haciendo lo que mejor sabes hacer y así aumentar la posibilidad de atraer clientes.
  2. Conseguir financiación:
    El segundo paso es conseguir la financiación,es decir, conseguir el dinero necesario para poder montar el negocio y echarlo a andar. Esta parte es complicada, sobre todo si tu negocio es de esos que requieren una gran inversión inicial. Por este motivo, lo que hay que hacer es tratar de ahorrar antes de montar nada o ir a pedir financiación si tu idea es buena. Hay personas conocidas como ángeles de los negocios que se encargan de dar financiación de empresas sin dinero a cambio de una parte de los beneficios. Si tu idea es buena, podrías buscarte un socio de este tipo, ya que de esta forma podrías arreglar este problema. También puedes pedir un préstamo, algo que es difícil que te concedan, sobre todo si partes de una situación de desempleo, ya que el banco se quiere asegurar que va a recuperar la inversión.
  3. Hacer los trámites:
    Ahora toca la parte más aburrida de todas, hacer todo el papeleo para lograr constituirte como autónomo. Hay que rellenar varios modelos, como el 036 y darte de alta tanto en hacienda como en la seguridad social. Hay en muchos sitios información más detallada de esto, sin embargo, lo que yo te aconsejo es tirar de una gestoría que se encargue de resolverte este problema. La razón por la cual te digo que hagas esto es porque merece mucho la pena, te vas a ahorrar dolores de cabeza y aparte solo valen entre 40 y 80 euros al mes, algo que sin duda no es dinero para todo el papeleo que te quitan. Una vez que hayas hecho los trámites, felicidades, ya eres autónomo y ya podrás empezar a pagar impuestos desde el minuto 1 que te has dado de alta. Sin embargo, esto solo es el principio de un largo camino.
  4. Rodearte de un buen equipo:
    A menos que hagas negocios muy individualistas tipo freelancer, tienes que asegurarte de que te rodeas de la gente correcta, es decir, tener un gran equipo al lado que te asesore y te indique cual es el camino correcto que debes seguir. Por ejemplo, puedes conseguir que un amigo que sabe algo que no sabes hacer tú te ayude, consiguiendo así complementarte muy bien. Si por ejemplo no sabes nada de informática pero sabes de coches y tu amigo sabe de informática pero no de coches, podréis tratar de hacer un taller, en el cual tú te encargues de la parte de los coches y el lleve la base de datos de clientes y todo el tema administrativo. También a la hora de contratar empleados debes tener cuidado, ya que un empleado correcto te hará despegar y un empleado incorrecto te hará hundirte. Ni que decir tiene que aproveches las subvenciones que da el gobierno por contratar gente joven o hacer contratos de formación, ya que ese dinero te ayudará a despegar.
  5. Realizar una buena campaña de márketing:
    En esta vida, el marketing lo es todo, es decir, que siempre tenemos que andar vendiendo y hacerlo bien. A la gente le entra mucho mejor una campaña de marketing que un buen producto. Por ejemplo, ya puedes ver como algunas compañías de videojuegos sacan juegos malos, pero como tienen buena campaña de marketing, consiguen ser superventas. Esto lo puedes aplicar a tu negocio(eso si, que sea algo bueno y no un timo), tratando de hacer que la gente vea lo bueno que eres, haciendo buenas campañas de marketing, anuncios en la televisión, eslóganes, folletos, páginas de Facebook y en definitiva, todo lo que haga falta para lograr vender más.
  6. Los duros primeros meses:
    Todos sabemos que los primeros meses son los mas duros, ya que cuesta mucho crear un negocio y por si fuera poco, también cuesta mucho llevarlo de la manera correcta. Lo que hay que hacer es primero tener dinero de sobra para aguantar al menos 6 meses, ya que mucha gente inicia un negocio con lo justo y luego fracasa en el intento. Lo segundo es tener paciencia y tratar de innovar si el negocio no avanza, ya que muchas veces es que hemos hecho mal el marketing o que no hemos montado el negocio como se debe. También haz cuentas y previsiones, mirando a ver si el negocio te sale rentable o en cambio, tienes que cerrarlo, cambiar de local o empezar otro distinto.
  7. Levantarse de una quiebra:
    Ni que decir tiene que si has fracasado, te levantes, ya que muchas veces para llegar al éxito hay que fracasar muchas veces. El dueño de Alibaba tuvo muchas bancarrotas, pero ahora es el hombre más rico de China, con eso te lo digo todo.
¿Te ha gustado?