La aparición de Internet y las nuevas tecnologías también ha revolucionado la forma de ganar dinero a través de la red. Algo que parecía imposible de hacer desde casa, ahora existen múltiples maneras de llevar ingresos a una cuenta bancaria a través de Internet sin moverse hasta una oficina. Además de escribir artículos y considerarse redactor a tiempo parcial de forma autónoma, los traductores se han multiplicado. Tal como lees, un ordenador con conexión a Internet ya es suficiente para que una persona se beneficie de sus conocimientos en idiomas para empezar a hacer traducciones sin moverse de casa.

¿Qué es ganar dinero traduciendo?

Traducir no es solo que una forma más de ganar dinero trabajando desde casa. Se puede desarrollar una actividad profesional e incluso una carrera de la traducción y la interpretación. Sin ir más lejos, los aficionados al Mundial de MotoGP tendrán el placer de disfrutar de una fantástica intérprete que realiza traducciones simultáneas a los pilotos tanto en la rueda de prensa, como en las entrevistas que realizan tanto para la señal internacional, como en España a Movistar MotoGP, el canal que tiene los derechos de Dorna para retransmitir esta competición. Sin embargo, esto no vendría a ser lo más habitual.

Más allá de discursos políticos, y también de traducciones en ruedas de prensa tanto a nivel deportivo como en otros sectores, la mayoría de traductores trabajan en empresas que se dedican a traducir textos y documentos, especialmente para empresas que puedan trabajar en más de un país. Estas compañías establecen sus tarifas y se comprometen a realizar la traducción de dichos textos al idioma deseado en un plazo acordado entre las diferentes partes y que les pueda resultar beneficioso.

Finalmente, Internet ha abierto la posibilidad de llevar esta opción al ámbito autónomo. Una persona puede darse de alta como autónomo y empezar un negocio de traducción. Desde su propia casa desarrolla personalmente la misma función que cualquier tipo de compañía que se dedique a esta actividad. De la misma manera, en la red existen múltiples plataformas que ofrecen la posibilidad de coger trabajos que ellos suministran, traducirlos, subirlos a la misma plataforma, y si todo es correcto llevarse una parte del precio que paga el cliente mientras que el resto es para la plataforma que acaba realizando una función de intermediario. En este sentido, es una opción ideal para ganar un dinero extra mientras se compagina con otra actividad, o de momento, no se quiere correr el riesgo que lleva emprender cualquier tipo de actividad profesional.

Beneficios de ganar dinero traduciendo

Con todo, existen múltiples beneficios de ganar dinero traduciendo sin moverte de tu hogar, y de una forma realmente cómoda. Los más destacados son los siguientes:

  • Explotar un talento. Saber idiomas es una afición muy repetida en muchas personas. Si es tu caso, y además te pagan por ello, conseguirás un beneficio extra haciendo algo que te gusta.
  • No moverse de casa. Cuando se busca un trabajo, uno de los factores que puede implicar aceptar una oferta o no es la comodidad y la posibilidad de conciliarlo con la vida personal. No hay mejor manera que hacerlo desde casa.
  • Sacar dinero extra. Por desgracia, los sueldos medios que hay en España suelen no ser suficientes para conseguir una rentabilidad absoluta. Por ello, Internet ha ofrecido la posibilidad de sacar un dinero extra de una forma realmente cómoda.
  • Hacer currículum. Es también el trabajo ideal para un estudiante de traducción e interpretación. Estos trabajos, que te pueden servir para sacar unos ingresos mientras se compagina con otra actividad, también sirven para hacer currículum para todas aquellas personas que tengan pretensiones en dedicarse a este sector.

Cómo ganar dinero traduciendo

Así, se pueden encontrar múltiples opciones en el mercado para ganar dinero a partir de realizar traducciones. La primera es la más obvia: ser contratado por una empresa especializada para la ocasión y desarrollar una carrera profesional. Las opciones son diferentes, tal como hemos mencionado pero los métodos de entrada también lo son. La opción más directa es encontrar una oferta de empleo en las diferentes plataformas relacionada con la traducción. También se puede aplicar a través de las páginas web de estas empresas, o simplemente conseguir el contacto del departamento de recursos humanos y enviarle nuestro currículum junto a una carta de presentación confiando en que cuenten con algún tipo de vacante para este tipo de posiciones. Linkedin es la principal red profesional que nos podemos encontrar, y también puede ser una buena plataforma para encontrar un empleo con el que ganar dinero traduciendo.

Emprender nuestro propio negocio de traducción es otra vía posible que podemos explorar para conseguir ganar dinero traduciendo. Puede ser una buena idea adquirir experiencia trabajando en alguna empresa que tenga un modelo de negocio ya consolidado relacionado con el sector de la traducción, y explorar cuál ha sido el camino que les ha llevado al éxito y compararlo con empresas de la competencia para encontrar la estrategia a seguir para poder emprender nuestra empresa y acabar convirtiéndola en otro éxito. Incluso, existen otras opciones a medio camino. Una de ellas es asociarse con alguna de estas empresas, o varias de ellas. Se puede trabajar de forma autónoma con ellas para llevarse aquellos trabajos a un precio más bajo que los empleados de la plantilla. Desde nuestra casa podemos crear este tipo de agencia y trabajar con todos los diferentes clientes que podamos tener. Como si fueramos una especie de consultores de traducción. Es una opción también que puede resultar rentable mientras diseñamos nuestra hoja de ruta hacia el éxito para emprender nuestra propia compañía.

Sin embargo, si estamos empezando podemos adquirir experiencia a través de las diferentes webs que nos permiten ganar dinero con la traducción. Es ideal si lo alternamos con una carrera universitaria, que puede ser perfectamente la de traducción e interpretación. Por un lado, en la red se pueden encontrar múltiples foros y páginas en las que publicitarse tanto a nivel profesional como personas que solicitan servicios profesionales, incluyendo los de traducción. Algunas de las más destacadas son Forobeta, Fiverr o Freelancer, entre otras, donde podemos presentar nuestra candidatura y, al mismo tiempo, ir buscando oportunidades en las que conseguir un trabajo de autónomo para traducción, en la que la fórmula es realmente simple: cobramos por realizar un trabajo puntual de traducción, que se puede prolongar en el tiempo lo que las dos partes estén dispuestas a aceptar. Así, si nos gustan los idiomas implementar en ellos siempre es una buena opción, especialmente en los de origen asiático que parecen ser los del futuro empezando por el chino. Hablar diferentes lenguas no solo es un valor diferencial para nuestro currículum que puede abrirnos puertas en diferentes sectores que pueden ser de nuestro interés. Además, con la era de Internet y las nuevas tecnologías, nunca sabes cuando puede ser una buena opción para encontrar un empleo con el que ganar un dinero extra, o quien sabe si acabar desarrollando una carrera profesional en el mundo de la traducción y la interpretación. En un mundo tan globalizado, uno no decide su camino en la universidad, como si podía llegar a pasar algunos años antes. El mundo da muchas vueltas y las personas también.

¿Te ha gustado?