Cómo quitar alarma de ropa

Los sistemas de seguridad evolucionan con el desarrollo de nuevas tecnologías. Actualmente, existen negocios que basan su facturación total en la venta de ropa y, por tanto, cualquier hurto que pueda producirse en alguna de sus prendas puede significar una pérdida importante de su capital que ponga de manifiesto una dificultad para obtener un beneficio neto que le permita hacer crecer la compañía. En este sentido, cada vez son más las empresas textiles que deciden realizar una importante inversión en personal de seguridad y, sobretodo, en sistemas de seguridad conocidos mayoritariamente como las alarmas de ropa. Es uno de los factores a tener en cuenta cuando queremos elegir un negocio.

¿Qué son las alarmas de ropa?

Cuando hemos ido a comprar ropa a cualquier centro comercial, todos hemos visto cualquier alarma de ropa, dispositivo similar al que se pueden encontrar en otro tipo de comercios como las empresas tecnológicas donde los productos que se ponen a la venta para los consumidores son de un valor elevado. A simple vista, un sistema de alarma de ropa no es más que un pequeño dispositivo elaborado a partir de plástico y con una pequeña aguja que atraviesa la tela y queda acoplada a otra pieza, de manera que resulta muy difícil de sacar si no es con el material adecuado. Este pequeño sistema cuenta con una alarma, que si percibe las barreras que están a la entrada de los comercios, empezará a realizar un pitido avisando que se está cometiendo un robo. A partir de entonces, lo más normal es que el personal de seguridad nos llame la atención y nos pida que devolvamos aquello que estábamos intentando robar, además de poder caernos una pequeña sanción por cometer este tipo de delito, especialmente si estuviéramos robando algún objeto de un gran valor. Los sistemas de seguridad en forma de alarma y personal de seguridad se complementan con las denominadas cámaras de seguridad situadas en puntos estratégicos de la tienda y que permite grabar todo lo que ocurre durante las horas que el comercio está abierto. De esta forma, se puede revisar posteriormente, en caso que se cometa algún delito, y también observar aquellos puntos débiles que pueda haber en la tienda y que pueda permitir prevenir posibles robos o situaciones conflictivas en el futuro. La seguridad se ha convertido en una de las grandes prioridades para las empresas para no perder dinero en su producción.

Aunque parezcan piezas simples e inofensivas para los clientes, la tecnología les está dando cada vez más poder hasta el punto que parezcan verdaderas piezas de ingeniería. En España, la principal distribuidora textil, Inditex propiedad de Amancio Ortega (el hombre más rico de nuestro país), ha llegado a implementar tecnología Big Data en las alarmas de ropa. A simple vista, parece lo mismo: una simple alarma de ropa. Sin embargo, en su interior radica la gran innovación del visionario gallego. Además de provocar un sonido cuando alguien se intenta llegar alguna de sus piezas de ropa, cada una de las prendas contiene un microchip que informa de dónde están todos los productos de ropa de la empresa y, además, cerciorarse de cuáles son aquellos que interesan más a los ladrones. Asimismo, también da información sobre aquellos puntos de venta donde se pueden producir más intentos de robo y, por tanto, distribuir el personal de seguridad en aquellas áreas donde haya un mayor riesgo de sufrir un hurto. Es un sistema en el que Inditex lleva desarrollando desde el año 2007, y que cuenta con dos partes realmente diferenciadas. Por un lado, el tradicional pitido cuando entra en contacto con las luces de la entrada y, por otro lado, el conocido dispositivo RFID que aporta información total de todas las prendas desde su localización, talla, color y número de ellas en cada uno de los diferentes puntos de venta. Además, también es una forma que sirve para controlar las ventas. Cuando el dependiente en caja quita la alarma de la ropa, el sistema automáticamente notifica que dicha pieza de ropa ha sido vendida y, por tanto, no contabilizará más como un stock. Controlas mejor cuáles son los productos que se venden y, por tanto, aquellos que tienen mejor éxito y también los quedan por venderse. Es decir, controlas mejor tu stock y también las demandas por parte de los consumidores.

Además, a nivel logístico, esta pequeña cinta de película también ahorra mucho trabajo a los controladores de cada una de las tiendas. Pongamos un ejemplo. Este tipo de alarmas se instalan desde la fábrica central donde se produce la ropa antes de almacenarse en las cajas que serán cargadas al camión, camino del almacén. A partir de entonces, las cajas llegan al punto de distribución y el empleado de logística con solo un láser ya deja en el sistema cuáles son las piezas que acaban de llegar, ahorrando muchísimo tiempo para contar una por una las diferentes prendas que entran nuevas. De hecho, no hace falta ni abrir las cajas para hacerlas entrar en el servidor. Dichas antenas tienen un radio de hasta tres metros con el ordenador. Con este tipo de tecnología en las alarmas se consigue un control absoluto de todo los tipos de mercancía que entran en el almacén y salen de él sin problema. Incluso, a nivel de ventas, es mucho más cómodo para todos los clientes. Cuando el dependiente, encargado, de cobrar a los clientes retira la alarma de la prenda automáticamente el sistema detecta cuál es la prenda que se va a cobrar y no necesita que se vuelva a pasar por segunda vez por el escaner. Con este tipo de sistema, además de reforzar los niveles de seguridad del propio establecimiento también se consiguen enormes ahorros de costes a nivel logístico, lo que permite ahorrar tiempo en el transporte y las comprobaciones de las diferentes mercancías

Ventajas de las alarmas de ropa

Con todo, las alarmas de ropa que encontramos en las tiendas cuentan con enormes ventajas para todas aquellas personas que deciden implementarlo en las prendas que podemos encontrar en los diferentes comercios. Las más destacadas son las siguientes:

  • Aumenta la seguridad de los centros comerciales. La alarmas de ropa permiten detectar aquellas prendas de ropa que alguien intenta llevarse sin pagar. Mediante el sonido descrito anteriormente, los responsables de la tienda son capaces de cerciorarse de los posibles hurtos.
  • Reducción de costes en las tiendas. Implementar alarmas en las prendas de ropa permite reducir el personal presente en los centros. No es necesario tanta presencia humana a nivel de seguridad debido a que la tecnología ya está presente.
  • Mejorar el servicio de atención al cliente. En este sentido, al reducir los costes en las tiendas a nivel de seguridad también se puede implementar una nueva inversión en comerciales que mejoren el servicio de atención al cliente.
  • Permite mejorar en logística. Como hemos dicho, la tecnología que se aplica a nivel de big data puede mejorar la organización de la propia compañía sabiendo en todo momento donde se encuentran las diferentes mercancías que hemos enviado de la fábrica al centro comercial, así como aquellas que se han vendido y las que quedan todavía en stock.

De esta manera, el big data que se aplica en la tecnología en los diferente sectores, incluido el de seguridad, permite aumentar la rentabilidad reduciendo la mano de obra que se requiere en las tiendas. Una enorme ventaja para los empresarios, que han de pagar menos salarios, pero una desventaja para todo el personal de seguridad que ven como la tecnología les puede dejar sin trabajo. De hecho, los avances tecnológicos son uno de los grandes enemigos de aquellas personas que realizan un empleo sin valor añadido, y que un robot o un dispositivo puede sustituir. Además, otros formatos como Uber también están aprovechando las ventajas que da la tecnología para crear competencia, como también ocurre cuando se invierte online.

Cómo quitar las alarmas de ropa

Aunque no defendemos que robar en una tienda esté correcto, una de las posibles situaciones que te podrías encontrar es que hayas pagado una prenda, hayas salido de la tienda y te hayas percatado que la alarma de la ropa sigue puesta en ella. Si estás cerca del centro comercial, lo más recomendable es ir allí, enseñar tu ticket de compra y, de forma muy amable, los empleados te quitarán esta alarma y podrás irte sin ningún tipo de problema. Sin embargo, también puede darse la situación que estés ya lejos de la tienda y que quieras intentar quitar la alarma de la ropa por tu cuenta, y así ahorrarte un viaje más en tu agenda tan apretada. Si este es tu caso, entonces atento a los consejos que vamos a darte a continuación para conseguir quitar sin problemas la alarma de ropa que puedas tener en tus productos.

Una de las formas de desprenderte de este problema es utilizando bandas elásticas. El primer paso es situar la parte de la etiqueta que queda más hacia abajo. Se encuentra en el lado contrario, de donde está lo que se denomina como pasador. Hay que ir con cuidado porque esta parte de la alarma de ropa suele estar lleno de un cartucho de tinta, y un movimiento en falso podría provocar que acabara con la prenda chorreando. Nuestro primer objetivo es aislar esta parte de la alarma de la ropa para evitar posibles accidentes. Una vez que lo hemos conseguido debemos rodear con unas gomas elásticas la parte del pin de la alarma de ropa. Cerciórate que al alargar la goma no se va a romper y que es lo suficientemente delgada como para poder introducirse en toda la parte que nos interesa. A partir de entonces, con una mano debemos sostener el cartucho de tinta, mientras con la otra presionamos el pin para intentar separar las dos partes y acabar rompiendo lo que vendría a ser la alarma de ropa.

Este es uno de los métodos que tenemos a nuestra disposición para conseguirlo. Sin embargo, también es posible realizarlo con un destornillador. En este caso, deberemos situar la prenda de ropa hacia arriba con el cartucho de tinta en vista hacia el techo. Con un destornillado de punta fina, intentaremos hacer palanca en la parte superior de la pirámide del pin hasta que ceda y podamos arrancar la primera capa de la alarma. A partir de entonces, solo faltara una fina capa de plástico y una vez la hayamos conseguido sacar, la alarma se dividirá en dos partes y, por tanto, habremos acabado con ella y lograremos nuestro objetivo. Con todo, las alarmas de ropa sirven para dotar a las empresas de productos de una seguridad extra que les permiten reducir costes y ayudarte a escoger la franquicia adecuada. Así, tampoco hay que potenciar la criminalidad y los hurtos en los comercios sino solo utilizar estos dos métodos en caso que lo hayamos pagado y nos hayamos ido con la alarma de la ropa puesta. Siempre tiene que ser un último recurso.

¿Te ha gustado?
36 usuarios han opinado y a un 25,00% le ha gustado.
2 Comentarios
  1. Juan Manuel dice

    Expliquen todo el procedimiento con fotos e imágenes, así podremos comprender muy bien, y hacerlos de la manera correcta.

  2. Inma dice

    No me atrevo, soy capaz de cargármelo…, llevaré la prenda con el ticket de compra a la tienda…

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.