A día de hoy ser emprendedor, al menos en España, es un camino duro y lleno de piedras. Sin embargo las ventajas, si se consigue, son tantas que por lo menos merece la pena intentarlo. Desde doncomos queremos ofrecerte todas las ideas y consejos para que sepas cómo ser emprendedor y dar forma a tu proyecto.

Si estás interesado en saber más cosas sobre cómo ser emprendedor… ¡sigue leyendo!

Qué significa ser emprendedor

Ser emprendedor implica poner en marcha un proyecto. Ya sea como autónomo o dando forma a una empresa. Todo parte de una idea o de una habilidad que nos permita mantenernos día a día y crear nuestro propio sueldo. Si necesidad de tener un jefe.

A la hora de emprender hay muchas cosas que pueden ayudarnos en nuestro camino. La iniciativa, los conocimientos previos, la seguridad o la capacidad de venta son solo algunas de ellas.

Hay algo que todos los emprendedores comparten sea cual sea su proyecto: su capacidad de lucha. Un emprendedor es incansable y sabe que para ganar hay que proseguir. No vale de nada tirar la toalla. Los emprendedores son de otra raza. Capaces de seguir para adelante aunque todo se ponga en contra.

Este artículo también te interesará: Cómo empezar un nuevo negocio

Por eso ser emprendedor va más allá de crear una empresa. Y todos sabemos que lograrlo es muy complicado. Desde el comienzo y primeros pasos de tu negocio tendrás que hacer frente a muchas trabas. Pero todo es más sencillo si sabes cómo enfocarlo.

Uno de los principales errores a la hora de emprender es pensar que nunca podrá funcionar a no ser que tengas una idea revolucionaria y genial. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que muchas startups terminan absorbidas por su propio éxito y desaparecen entre medias de la financiación.

Son otros los factores, y no solo tu idea, con los que conseguirás triunfar como emprendedor. Por ejemplo:

  • Tu tipo de perfil y motivación en el contexto económico en el que vives.
  • El sector en el que operas.
  • La búsqueda de financiación a corto y medio plazo.
  • La obtención de financiación.
  • Los contactos de los que dispongas.
  • El trato al cliente…

En este post vas a aprender todos los trucos necesarios para que no te quede ninguna duda de cómo ser emprendedor. Esperamos que te sirva para tu futuro proyecto. ¡Vamos a ello!

¿Que necesitas para ser emprendedor?

  • Disponer de conexión a internet
  • Leer el siguiente artículo
  • Tener clara tu idea y tu vocación
  • Ser un luchador y no rendirte a la primera de cambio
  • Mantener intactas tus ganas de emprender aunque fracases en algunas de tus empresas emprendedoras.

Instrucciones para ser emprendedor

  1. Redacta un plan de negocios. Sin duda uno de los principales errores que cometen las personas que desean emprender es no disponer de un buen plan de negocios. El Plan de Negocios, o PN, es aquel documento en el que describes, analizas, identificas y examinas tu negocio. En él debes de desarrollar todo lo que vaya a estar relacionado con él. Incluido la financiación. Debes de examinar la viabilidad económica, financiera y téncica de tu empresa emprendedora antes de liarte la manta a la cabeza y salir a la caza de nuevos clientes o de financiación. En este plan has de desarrollar las estrategias que te harán triunfar en tu proyecto. Tampoco debes de olvidar tener claro qué es lo que diferencia a tu marca del resto. Y, sobre todo, asegurarte de que tenga salida y se trate de un producto vendible. De nada sirve que te pongas a hacer cupcakes porque te encanta si no sabes cómo venderlas o en 20 kilómetros a la redonda nadie consume ese producto. El plan de negocios sirve al emprendedor para cuestionarse su idea y la viabilidad de esta. Te permite dar forma a tu idea inicial y reflexionar sobre ella. Te permite comprender su viabilidad a todos los niveles: económico, judicial, técnica… A nivel externo el plan de negocios es imprescindible para buscar financiación o nuevos clientes. Con él podrás optar a subvenciones o contactar con expresas y explicarles tu idea de manera adecuada.
  2. DGPYME para crear tu plan de negocios .Hay diferentes herramientas gratuitas en internet a través de las cuales podrás desarrollar tu plan de negocios. Por ejemplo la DGPYME. El Ministerio de Industria, Economía y Competitividad pone al servicio de los usuarios esta herramienta. Se trata de un documento interactivo que, según sus propias palabras “identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio. Puedes acceder a esta herramienta por medio del siguiente enlace. Una vez aquí pincha sobre “ir a la herramienta” y el portal te redirigirá a una nueva página donde podrás crear tu plan de empresa.
  3. Constituir la empresa. Antes de comenzar a trabajar tienes que tener claro el tipo de organización que vas a poner en marcha. Dependiendo de tu caso uno u otro tipo se adaptará mejor a tus fines. ¿Vas a darte de alta como S.L., S.L.U, S.A. o vas a comenzar tu andadura como autónomo? En general cada forma jurídica tiene sus pros y sus contras. Lo mejor es acudir a un profesional que te asesore para decidir sobre tu caso concreto. Busca la forma jurídica más adecuada para tu caso y que te implique menos trámites y problemas.
  4. Encontrar financiación. El siguiente paso que has de seguir para emprender es buscar financiación. Las primeras vías que deberás de tocar son tus propios ahorros, los amigos y la familia. Sin embargo, siempre puedes recurrir a fuentes de inversión externas y no meter en un aprieto a los que te rodean. Puedes recurrir a:
    • Plataformas de Business Angels
    • Acudir a subvenciones que lanzan los organismos públicos.
    • Las entidades financieras también son otra alternativa de financiación muy válida. Sin embargo estas suelen ser más exigentes con las condiciones que otras vías.
  5. Si tienes dudas… acude a los organismos de apoyo a los emprendedores. Como hemos explicado nada más comenzar este artículo emprender no es nada fácil. Hoy en día existen muchas entidades de carácter privado o público que se encargan de asesorar y ayudar a los nuevos emprendedores. Estas entidades suelen ser sin ánimo de lucro y acompañan a los emprendedores en los primeros pasos de su iniciativa empresarial. Cada uno de estas entidades ofrecen ayudas verdaderamente dispares. Tendrás que estar muy atento y solicitar aquella que más se adecúe a lo que precisas. Hay entidades que ofrecen oficinas a muy bajo coste, que dan asesoramiento, formación gratuita o que crean eventos y reuniones en los que puedes ampliar tu red de contactos. Una situación muy atractiva para nuevos emprendedores que deben de ampliar su cartera de clientes. Entre los organismos que pueden resultarte de ayuda destacan sin duda los siguientes:
    • Agencias de Desarrollo Regional
    • Asociaciones de Jóvenes Empresarios
    • Cámaras de Comercio
    • Centros de negocios
    • Colegios Profesionales
    • Junior Empresas
    • Parques Científicos y Tecnológicos
    • Ventanilla Única Empresarial
    • Viveros de empresas

Consejos para ser emprendedor

¡No te desanimes nunca!

El desánimo no puede formar parte de tu vida como emprendedor. Piensa que de cada error, de cada proyecto fallido, se logra aprender y mejorar para tu siguiente paso profesional. Piensa en todos aquellos que lucharon por sus ideas a pesar de la dificultad y de los contratiempos.

Sin ir más lejos, el recientemente fallecido Jack O´Neill, creador de la marca O´Neill y primer fabricante de trajes de neopreno. ¿Crees que se dio por vencido cuando su idea del traje de neopreno no funcionó? ¡Para nada! Continuó perfilando el prototipo y viviendo siempre bajo sus ideales.

¿Y qué me dices de Walt Disney? Disney tuvo graves problemas para hacer realidad su sueño de animación. Durante la década de los veinte y de los treinta tuvo que enfrentarse a problemas financieros muy importantes. Llegó incluso a perder los derechos sobre su popular personaje Oswald the Lucky Rabbit. A principios de los años treinta la empresa de Disney acumulaba una deuda verdaderamente astronómica para la época: 4 millones de dólares. Sin embargo, en el año 1938 obtuvo el suficiente capital como para lanzar Blancanieves y los siete enanitos. Esta producción sacó a la empresa de la bancarrota y convirtió a la factoría Disney en lo que es hoy.

Además de estos casos tan conocidos, existen los de millones y millones de hombres y mujeres tan inspiradores como ellos. Hombres y mujeres que fueron capaces de perseguir sus sueños y triunfar con ellos. Conviértete tú en el siguiente.

Esperamos que este artículo, además de servirte de guía, te haya inspirado para seguir adelante con tu proyecto. Nos encantará conocer más datos de tu idea o sobre tu negocio en el apartado de comentarios. No te cortes y usa esta plataforma para contarnos más sobre tu proyecto emprendedor. Quién sabe. Puede que uno de nuestros lectores esté justo buscándote a ti y a tu negocio.

Y recuerda, el desánimo no forma parte del vocabulario del emprendedor. ¡Todos los redactores de doncomos te deseamos mucha suerte con tu futuro proyecto!

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.