Contenido del Artículo

El ahorrar dinero es una de las cosas que es fácil de decir y prometer, pero muy complicado de cumplir. Ahorrar no es sólo el hecho de gastar menos, sino saber cómo y en qué gastar dinero, además de maximizar los ingresos económicos. Si quieres aprender cómo ahorrar lo máximo posible, y mantener un registro de tus gastos; continúa leyendo este artículo.

Que Necesitas

  1. Constancia
  2. Cambiar tus hábitos
  3. Llevar al día lo que gastas
  4. Seguir estos trucos para ahorrar más.

Instrucciones

Aunque parezca complicado, vamos a elaborar una guía detallada que pueda ayudarte a elaborar un plan de ahorros realista.

  1. Registra tus gastos: El primer paso para ahorrar es saber cuánto estás gastando. Durante un mes, apunta todo lo que gastas. Esto significa cada café, cada refrigerio, cada revista o periódico que compres durante todo el mes. Una vez tengas la información, organiza estos números por categoría, por ejemplo: comestibles, hipoteca o alquiler, gasolina… y así hasta elaborar una lista. De esta manera obtendrás la cantidad total que inviertes en cada una.
  2. Haz un presupuesto: Ahora que ya tienes una idea de lo que sueles gastar cada mes, puedes organizar un presupuesto para planificar todos tus gastos, limitar los gastos excesivos y asegurarte de tener reservas en un fondo de ahorros de emergencia, o lo que se denomina “tener un colchón” para cualquier imprevisto que pueda ocurrir. Recuerda incluir todos aquellos gastos que se hacen regularmente, pero no de todos los meses, como son por ejemplo las revisiones periódicas de tu vehículo.
  3. Planifica el ahorro del dinero: Teniendo en cuenta tus gastos e ingresos mensuales, crea una categoría de ahorros dentro del presupuesto e intenta que represente al menos entre el 10 y 15% de tus ingresos netos. Si tus gastos no te permiten ahorrar esa cantidad, quizás sea hora de hacer algunos recortes. Busca cosas que no sean de primera necesidad en las que puedas gastar menos.

Si no estás acostumbrado a ahorrar, es posible que al principio te cueste hacer estos recortes. Pero si lo piensas, esa copa de 5 euros no te dará la felicidad, ni la compra del mejor y último modelo de Smartphone, ni un coche nuevo, ni ropa si ya tienes mucha… etc. Lo que realmente da la felicidad son las experiencias: viajar, practicar deportes, conocer gente, ir al cine, hablar con tus amigos… Para hacerlo rápido, tendrás que eliminar aquellos gastos que no son regulares, que no son esenciales y con los que puedas vivir perfectamente y ser feliz.

Los gastos que puedes eliminar por ejemplo serían: regalos, viajes, ropa si ya tienes mucha, vitaminas, suplementos nutricionales no necesarios para tu salud, productos para uñas, maquillajes o pelo, revistas, periódicos, gasolina si puedes ir caminando o en bici a los lugares, cenar fuera…Los gastos que no puedes eliminar pero sí ahorrar en ellos cambiando de hábitos serían: Alimento, alquiler o hipoteca, teléfono, transporte, productos de higiene, seguros…

  1. Establece un objetivo de ahorro o meta: Empezar a ahorrar es mucho más fácil si se establece un objetivo a conseguir. Comienza por determinar cuánto tiempo te tomará alcanzar cada objetivo. Algunos objetivos a corto plazo (que generalmente pueden tomar de 1 a 3 años) incluyen crear un fondo de emergencia, ahorrar dinero para unas vacaciones, ahorrar para comprar un coche nuevo, ahorrar para pagar impuestos… Por el contrario los objetivos a largo plazo generalmente pueden tomar muchos años o décadas, como son ahorrar para la jubilación, ahorrar para la educación de tu hijo o hijos, ahorrar para remodelar la casa o el pago inicial de una casa…
  2. Evita el uso de las tarjetas bancarias: El simple uso de las tarjetas hace que sea mucho más sencillo gastar. Si llevas dinero en efectivo sentirás que pierdes algo, porque lo tendrás en la mano y te costará más.
  3. Mete en un sobre el dinero que preveas que vas a gastar en el mes: Este hábito da muchos buenos resultados. Si sabes lo que gastaste en los meses previos cuando lo anotaste, podrás hacer un cálculo aproximado de lo que gastarás en los próximos. Mete ese dinero en un sobre y ve sacándolo conforme lo necesites, evitando usar l tarjeta.
  4. Cambia de banco. Hay bancos que dan mejor interés y que no te cobran cuotas por mantener la tarjeta de crédito o la cuenta abierta. Infórmate, busca opiniones, compara y si encuentras un banco de calidad que además te dé más dinero por intereses, cámbiate.
  5. Controla tus impulsos de comprar cosas innecesarias: Si antes de verlo no lo necesitabas, es porque no lo necesitas.
  6. Acostumbra a comparar: Nunca te decidas a comprar algo de elevado coste sin antes haber comparado precios. Las diferencias entre un establecimiento y otro pueden ser considerables y te permitirán ahorrar mucho dinero. Hoy en día en internet puedes comparar cientos de comercios en un corto periodo de tiempo.
  7. Compra en distintos supermercados y anota todos tus gastos: Una buena técnica para saber en qué supermercado gastarás menos, es acudir al mes al menos a tres supermercados diferentes; hacer tu compra habitual y calcular los gastos. Por ejemplo la primera semana ve a un supermercado, la segunda a otro y la tercera a otro. En la tercera semana podrás comprobar si has calculado los gastos en cada uno, cuál te ha salido más rentable. Normalmente suele ser una diferencia de entre 10 y 20 euros, o en la moneda que tengas en tu país. Pero si compras semanalmente la diferencia puede ser de 40 euros al mes, que serían 480 euros de ahorro al año.
  8. Cuando acudas al supermercado haz una lista y come antes de ir: En los supermercados se compran muchos productos que no son de primera necesidad, sino que no son saludables y además te harán gastar más dinero. Si acudes al supermercado tras haber comido, no tendrás hambre y por lo tanto no añadirás al carro productos como chocolatinas, patatas fritas y cosas que no son esenciales para tu alimentación. Si has hecho una lista antes, sabrás qué es lo realmente necesario y no comprarás otras cosas que no necesitas y que además te harán ganar más peso.
  9. Haz tus propios regalos: Si no sabes hacer manualidades no será algo sencillo, pero es una muy buena opción si quieres evitar comprar cosas caras y que no sabes si llegarán a darle una utilidad. Además es mucho más original algo realizado por uno mismo y demuestra más interés en la persona a la que le estás haciendo el regalo.
  10. Come en tu casa: La vida social es muy importante y es recomendable que salgas a practicar algún deporte, a algún evento, a pasear… etc. Pero si quieres ahorrar más, una buena opción es primero comer en tu casa y luego salir. Si sales a la calle sin pensar esto, puede que te entre el hambre y luego gastes en algún perrito caliente, helado, o cualquier capricho que encuentres.
  11. Deshazte de todo lo que no necesites: Seguro que en tu casa tienes ropa, libros, electrodomésticos o algún mueble que no estás utilizando. Puedes ponerlos a la venta a través de internet. Es posible que no saques mucho dinero, porque dependerá de la cantidad de cosas que vendas y de su valor. Puede que incluso tengas algo antiguo que valga mucho.
  12. Usa la bicicleta o camina: El medio más saludable, económico y que respeta al medio ambiente es la bicicleta. Si tienes el trabajo a varios kilómetros, no tendrás otro remedio que usar tu coche o el transporte público; pero si estás cerca, piensa en comprarte una bici o caminar.
  13. Abandona los hábitos caros o que no son saludables: El tabaco y el alcohol además de ser caros, pagas impuestos por ellos. Son hábitos que disminuyen tu capacidad económica y hacen que empeore tu salud.
  14. Apaga luces y electrodomésticos: Recuerda apagar los electrodomésticos cuando no estés en casa, y si los dejas enchufados asegúrate de que no estén gastando luz. Dejar las luces encendidas puede suponer un gasto anual de 600 euros adicionales.
  15. Instala luces LED de bajo consumo: Las luces LED son buenas para el medio ambiente porque no contaminan y gastan poca energía. Sí es cierto que son más caras de adquirir, cuestan de 4 a 10 euros pero con el tiempo amortizarás esa cantidad.
  16. Compra ropa de invierno en verano, y ropa de verano en invierno: La ropa de temporada es más cara. Si compras en verano la ropa que usarás el próximo invierno te ahorrarás muchísimo dinero, porque las ponen muy económicas.
  17. Compra productos que te produzcan el mínimo coste: No quiere decir que sean los más baratos, pero sí los que menos energía consuman. Quizás una televisión te parezca más cara de adquirir que otra, pero la que más cara es te será probablemente más rentable en la factura de la luz que la otra. Además ten en cuenta comprar productos que no se rompan y que tengan una garantía. Investiga siempre y compara.

Consejos

  1. Siempre sobrestima tus gastos y subestima tus ingresos económicos.
  2. Cada vez que vayas a comprar algo, piensa en tus metas y calcula el porcentaje aproximado de tus ahorros actuales que representa este objeto, y lo más probable es que no la compres.
  3. Leer estos otros dos artículos que seguro que también encuentras interesantes: 12 Trucos para Ahorrar Dinero y Cómo Ahorrar Dinero
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.