El registro catastral fue inventado por los romanos en Europa, aunque se conoció también en Egipto, Babilonia y Grecia, y es el catálogo oficial del Estado de todos los bienes inmuebles, es decir, todas las casas, pisos, solares, terrenos agrícolas y urbanos que existen en el país, con el fin de estipular qué valor económico tiene y qué impuesto debe pagar a la Administración cada propietario de esas fincas en relación con ese valor, por ejemplo, en la declaración del Impuesto sobre las Personas Físicas, o declaración de la renta.

Cada uno de los registros es la ficha básica de un inmueble, con los datos precisos que lo describen, como los metros cuadrados que tiene, el emplazamiento físico, los propietarios y el uso al que se dedica. Esa ficha se llama referencia catastral, y es obligatorio registrar todas las propiedades inmobiliarias en el catastro.

El catastro también tiene una gran importancia como información básica para el planeamiento urbanístico que se hace desde los ayuntamientos para que el crecimiento de las ciudades y del campo sea lo más armonioso y ordenado posible.

Este otro artículo seguro también te interesará: Cómo Encontrar la Referencia Catastral

A la vez que sirve para el cálculo de las cantidades de los impuestos que deben pagar los propietarios como contribución a la riqueza común del Estado, también tiene la función de proteger la seguridad jurídica del derecho a la propiedad privada y pública.

El catastro se divide a su vez en catastro fiscal, que determina el valor de un inmueble y el impuesto que debe abonar; en catastro jurídico, que verifica la relación entre el propietario, su propiedad y la comunidad de su entorno; y el catastro geométrico, que se encarga de la ubicación y las medidas de la propiedad.

Por eso, para todo tipo de transacciones comerciales, pago de impuestos, averiguaciones del valor económico de los inmuebles, etc., se realizan todos los días miles de consultas de los datos que guarda el Catastro. Hay varias formas de que puedas llegar a conocer una información catastral, y por eso, te damos pautas sobre cómo consultar el catastro.

Cómo consultar el catastro

Tres maneras principales

Si necesitas consultar la referencia catastral de una finca urbana o rústica, podrás hacerlo por varios medios. Los principales son los siguientes: por internet, por teléfono y en persona, para lo que deberás concertar previa una cita para que te reciban en sus oficinas. Además, podrás obtener la información que precisas en puntos específicos habilitados por la Dirección General del Catastro y en los ayuntamientos y diputaciones provinciales.

La sede electrónica del Catastro

La forma más rápida de consultar los datos catastrales que podamos necesitar, evidentemente, esa través de internet. La dirección general del Catastro, del ministerio de Hacienda, tiene un completo portal en la red de redes para formalizar todos los trámites necesarios para recabar la información catastral necesaria sobre cualquier edificación o finca rural que haya en España. La página web principal del Catastro es: http://www.catastro.meh.es/default.asp.

En su columna central se pueden los distintos modos de acceder a la información que estamos buscando. Para seguir haciéndolo por internet, debemos pinchar en el primer título de la columna central: Sede Electrónica del Catastro. Al pinchar en él, nos llevará a otra página, con el título a la derecha de Sede Electrónica del Catastro. En la columna a la izquierda, vamos leyendo hacia abajo, hasta encontrar el epígrafe Difusión de la Información Catastral. Debajo verás la línea Acceso a la Información. Pincha en ella y te llevará a otra muy parecida, con un título en letra más pequeña a la derecha: Acceso a la información catastral.

Debajo se indica Ciudadanos y empresas. Lee los párrafos que hay debajo, hasta llegar a la frase siguiente: “La información Catastral se suministra en forma de productos catastrales y a través de los servicios de la Sede Electrónica. Estas dos palabras últimas son un enlace en el que puedes pinchar, y que te llevarán a la página donde podrás elegir qué consulta quieres hacer.

Datos de acceso libre

En esta nueva página, cuya cabecera está en color naranja, bajo el epígrafe Servicios para Ciudadanos, empresas y profesionales, encontrarás dos listados claramente diferenciados: Servicios de acceso libre y Servicios que requieren autentificación.

Los datos que puedes obtener libremente sin necesidad de ningún documento o autorización especial -no necesitas ser el dueño del inmueble, por ejemplo, puedes buscar los datos de la vivienda que ocupas de alquiler- son los siguientes: la consulta de datos catastrales, o sea, la referencia catastral; utilidades basadas en CSV, el Código Seguro de Verificación, un número que acompaña a todo documento que se encuentra en el Catastro y asegura su autenticidad: Cotejo de documentos, consulta de expedientes, respuesta a requerimientos que se nos pueden hacer cuando tramitamos expedientes administrativos que implican información catastral; y comprobación de la vigencia gráfica de las certificaciones catastrales descriptivas y gráficas, es decir, que la ubicación real de un inmueble se corresponde con los datos de ubicación que tiene en su poder el catastro.

Por ejemplo, en el enlace de consulta de datos catastrales de libre acceso puedes obtener información que no contenga datos protegidos, y puedes averiguar la localización de un inmueble, la referencia catastral, la superficie del inmueble o finca, el uso o destino que se le da, si es residencial comercial, industrial o agrícola, la clase de aprovechamiento o cultivo que se realiza en él, el mapa de su ubicación o la calidad de la construcción.

Cómo consultar el catastro

Datos con acceso autentificado

A otros datos, sin embargo, no puede acceder cualquiera que lo desee, si no que debe tener una relación directa con el inmueble o finca que se quiere consultar, son los enlaces que están bajo el título de Servicios que requieren autentificación.

Para estas consultas necesitas ser el titular de la propiedad, el dueño, o una persona autorizada por los dueños de la propiedad, y deberás hacerlo con un certificado electrónico de identificación o un Documento Nacional de Identidad Electrónico -cualquiera de ellos los puedes obtener en las administraciones de Hacienda-.

Así, podrás buscar una finca urbana o rústica por el número de identificación fiscal, normalmente el mismo que el DNI, o por localización; podrás requerir declaraciones catastrales, solicitudes, como, por ejemplo, dar de baja a un titular de un registro catastral; presentar recursos contra decisiones relacionadas con tu propiedad a través de esta página; enviar formularios para cualquier petición, consulta o queja.

Con tu identificación electrónica puedes acceder a datos más sensibles, como son el nombre y apellidos del titular de la finca, la razón social, el código de identificación, el domicilio de quienes figuren como titulares de la propiedad y estén inscritos como tales en el catastro. Y otras informaciones importantes como el valor catastral del inmueble, del suelo donde se encuentre y en su caso de la construcción, y además de forma individualizada, de cada finca.

Asimismo, en este apartado que necesita autentificación obtendrás información como poder descargar los datos y la cartografía de un inmueble concreto por municipio y en varios formatos especializados distintos; y podrás realizar consultas masivas sobre todos los inmuebles de los que seas titular o estés autorizado para consultar por parte de una sociedad o una empresa, o una validación de una representación gráfica alternativa, algo que te servirá para comprobar los parámetros geográficos reales de una parcela si tienes dudas sobre los datos que tiene oficialmente el catastro sobre ese inmueble.

Consulta por teléfono

Otra manera de consultar el catastro es por una llamada telefónica, llamando a la línea directa que tiene el servicio catastral. Tiene dos números disponibles: 902 37 36 35 y 91 387 45 50. El horario de atención al público es este: de lunes a viernes, de 9 a 19 horas (de 8 a 18 horas en Canarias). En verano, desde el 18 de julio al 11 de septiembre, de 9 a 15 horas (de 8 a 14 horas en las islas Canarias). Si llamas fuera del horario, puedes dejar un mensaje con los datos que quieres solicitar y tu número de teléfono para que te respondan. Sólo precisas indicar la dirección del inmueble a consultar.

En las oficinas del Catastro

Otra manera de consultar el catastro es acudir a las Gerencias del Catastro que hay en cada comunidad autónoma. El listado se encuentra en la web general que hemos indicado antes. Acostumbran a recibir al público entre las 9 y las 14 horas, y en alguna región, como en Madrid, atienden por la tarde, hasta las 17,30 horas.

Cómo consultar el catastro

Puntos de información catastral

Estos son oficinas autorizadas por la Dirección General del Catastro, donde puedes solicitar la referencia catastral. Las encontrarás en la web del catastro buscando por la provincia donde se ubique el inmueble sobre el que desees consultar.

En las entidades locales

En los Ayuntamientos y Diputaciones provinciales que han suscrito convenios con el Catastro se puede ir a consultar los mismos datos que si acudes a las oficinas oficiales de las Gerencias del Catastro, aunque depende del tipo de convenio firmado, y en unos municipios se pueden consultar todos los datos, y en otros sólo los relativos a inmuebles urbanos y en otros sólo los rústicos. Por eso, los servicios que se prestan van desde la presentación de documentos hasta la tramitación y resolución de una serie de procedimientos relativos a los datos catastrales, tales como el cambio de titularidad, nueva construcción, ampliaciones, reformas…

Para saber si el ayuntamiento del municipio en el que estás censado tiene un convenio con el Catastro y qué servicios ofrece, lo mejor es que consultes en la lista que proporciona su web en la siguiente dirección

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.