El error de muchos es creer que solo las mascotas son las que corren alto riesgo de ser maltratadas. Y aunque es cierto que a estas les puede suceder con mayor facilidad, no podemos ignorar aquellos animales que prestan servicios al hombre en trabajos pesados o granjas. Estos también pueden sufrir de exceso de labores y malas condiciones.

Muchas veces vemos situaciones de este tipo pasar en frente de nuestros propios ojos; sentimos la necesidad de denunciarlas, pero la mayoría de las veces no lo hacemos. Entre las causas seguramente estarán: el no tener información de cómo hacerlo y el miedo a la reacción de los dueños.

Te invito a que conozcas todo lo que debes tener en la mano para acusar ante la ley a las personas que cometen maltrato animal. Y no tienes por qué sentir miedo, pues, para comenzar ya te digo que este proceso puedes hacerlo desde el anonimato. Hay que hacer justicia, pero, sobre todo, hay que saber cómo hacerla.

maltrato-animal

¿Por qué debes denunciar el maltrato animal?

  1. Ellos no pueden hacerlo por sí mismos. Las mascotas dependen de nosotros para muchas cosas. Para recibir agua y alimentación, para tener un techo dónde dormir. También necesitan exclusivamente de nosotros para protegerse de agresores. Cuando una persona es golpeada o humillada por otra, esta tiene la posibilidad de terminar con esa situación por sí misma; denunciando. Sin embargo, pensemos que cuando un animal es maltratado y no tiene ningún humano que responda por él, seguirá pasando por el mismo sufrimiento una y otra vez, sin esperanzas de cambiar su entorno. Si no lo haces tú, es probable que nadie más lo haga.
  2. Merecen mejor calidad de vida. A pesar de ser animales, tienen derecho a vivir bajo circunstancias adecuadas. Ellos notan cuando su alrededor es saludable y estable; de la misma manera, demuestran incomodidad y estrés cuando viven en un mal ambiente, con malos cuidados. Tener buena calidad de vida se aplica no solamente a contar con alimentación y vivienda, también se refiere a recibir atención médica y afecto. Por ello, si ves que un animal no es bien tratado, pero aun así vive con una familia que le aporta “lo necesario”, es por igual un caso de maltrato que puedes denunciar. No te dejes engañar por aquellos que se justifican con: “no le falta comida ni agua”, para creerse luego que tienen el derecho de golpearlos (por la razón que sea).
  3. Entregan su amor de manera incondicional. Aunque muchos digan que los animales son incapaces de sentir, esto es falso. Ellos, en dependencia de su ambiente pueden sentir y demostrar alegría, inconformidad, tristeza, estrés. A los humanos, entregan su amor incondicionalmente; en la mayoría de los casos, sin devolver la agresión. Piensa en todo esto, para que el día de mañana estés seguro de que notificar el maltrato animal es lo correcto.

maltrato-animal

Instrucciones para denunciar maltrato animal

  1. Ten información de cómo funciona tu país referente a los aspectos que tratan el abuso hacia los animales. A pesar de que existan en sí, algunas denominadas leyes “universales”, nunca dejes de averiguar cómo se comporta la legislación de tu municipio en función de ello. Es importante saber sobre qué terreno estás moviéndote y cómo son tomadas este tipo de denuncias, legalmente.
  2. Conoce la Declaración Universal de los Derechos de los Animales. Esta, mediante 14 artículos brinda protección y amparo a los animales, de manera general. Aunque cada país tiene su manera de llevar este tema, es un arma que debes tener a mano. Esta declaración cuenta con gran respaldo pues, fue aprobada por la ONU y, además, por la UNESCO.
  3. Investiga a dónde debes dirigirte. En dependencia del país en el que vives, debes saber a qué sitio ir para hacer la denuncia. Si vas a las oficinas de la policía buscando ayuda, asegúrate de que, mediante esta, vas a obtener la atención adecuada a tu queja y no será ignorada. Lo mejor es que solicites el soporte de alguna asociación en tu localidad, o incluso fuera de la ciudad, que te ayude a realizar específicamente una acusación de ese tipo. Estas organizaciones dedicadas a la protección animal (y que en muchos casos son “pequeñas”), son la mejor opción para llevar a cabo dichas denuncias.

Las pruebas son importantes

  1. Reúne pruebas; si no tienes varias, al menos deberías tener una buena. Todo lo que sirva para demostrar los hechos que estás exponiendo resultará de ayuda. Si grabas videos o tomas fotos, busca que la imagen (que no necesariamente debe ser perfecta), capte el animal, el dueño y el entorno con precisión. Los audios no son por lo general muy útiles, porque carecen de sustento visual. Sin embargo, para tal caso, quizá podrías reunir una gran cantidad de testigos que confirmen el contenido de la grabación y el motivo de la demanda. Con mayor cantidad de material, elevarás las probabilidades de realizar una inculpación más eficaz.
  2. También es bueno recalcar que, si estás en presencia de un foro, página web, página de red social o cualquier contenido de Internet, hagas capturas de pantalla. Apunta nombres de usuarios, y trata de conseguir sus verdaderos nombres (no los avatares).
  3. Toma nota de toda la información que te sea práctica. Un dato que no puede faltarte es la dirección justa donde ocurre el incidente (haya sido una vez, o con regularidad). El nombre de la persona que lo comete no es un factor clave, pero sería de gran ayuda.
  4. Consigue el acompañamiento y apoyo de testigos. Estos darán más fuerza a las pruebas que presentes. Si son personas respetadas y/o mayores de edad, mucho mejor. Los testigos equivalen no solamente a lograr credibilidad, sino también a despertar más la atención del movimiento de la ley o asociación. Aun así, te aclaro que no son del todo necesarios; lo más importante es tu determinación, tus acciones y pruebas.
  5. Por lo general, en cada parte donde existe un grupo que brinde esta reacción ante el abuso hacia los animales, existe la forma de hacerlo anónimamente. En ese caso, se utiliza la vía telefónica, el correo electrónico e Internet. Tú decides entonces, si quieres hacer la denuncia en el propio lugar que ofrece la protección, o prefieres contactarlo de forma virtual.

¿Qué necesitas?

  1. Pruebas (fotografías, videos; capturas de pantalla, links, identificación de usuarios en el caso de provenir de Internet).
  2. Dirección del agresor (nombre si fuera posible).
  3. Testigos.
  4. Contactos de asociaciones cercanas que te puedan ayudar.
  5. Correos electrónicos y otras direcciones virtuales donde puedas hacer la denuncia de manera anónima.

Formas de identificar el maltrato animal

Primeramente, aclaremos que no solo abarca el abuso hacia los callejeros o las mascotas que viven en hogares. Esto se abre en un círculo que abarca a todos los animales en general. A continuación, te doy una lista de maltratos evidentes y otros que suelen pasar desapercibidos. Todos deben ser tratados bajo la misma rigurosidad.

maltrato-animal

Físicas

  1. Golpes: no importa si son justificados por un motivo. En realidad, no tienen justificación.
  2. Agobio: molestarlos constantemente, llegando a hacer que se aíslen por sí mismos.
  3. Desnutrición: no proveerles suficiente agua y comida en el día. Es el comienzo de enfermedades como anemia y problemas en los riñones.
  4. Peleas competitivas entre especies (como pueden ser: perros y gallos): por lo general se hacen para apostar dinero, pero se llegan a reportar casos por diversión. Difinitavemente esta no es una buena forma de montar un negocio.
  5. Zoofilia: es la parafilia donde el individuo obtiene placer sexual a través del roce con los animales. También pueden suceder penetraciones y otros actos eróticos.

Otras

  1. Ignorancia: no hacer caso de su existencia. Estos dueños apenas les proporcionan el alimento necesario, y el resto de atenciones es nulo.
  2. Exposición a lugares con temperaturas extremas: patios, terrazas o techos son los lugares en donde algunas mascotas pasan el 90 o 100% de su tiempo. Siendo sometidos a fuertes calores o inviernos.
  3. Humillación: burlarse de ellos, mofarse en muchas ocasiones para grabar videos; con el fin de llamar la atención en las redes sociales o entre sus amigos.
  4. No atender su salud: ignorar el hecho de que pueden estar presentando signos de alguna enfermedad. Desatender su vacunación y desparasitación de manera deliberada.
  5. Uso para testeo, sin certificación: individuos se han atrevido a usar animales para realizar pruebas de laboratorio u otras inhumanas, sin los papeles que se exigen estrictamente.
  6. Testear en ellos, con certificación, pero violando normas de manejo y trato dentro de esta acción: a pesar de poseer un certificado que permita a ciertos laboratorios testear con animales, luego viene consigo una serie de normas que obligan a mantener una calidad de vida lo mejor posible para estos sujetos de prueba. Entre estas, están las que aseguran buen entorno, buena alimentación, respeto a la hora de manipularlos.

No pierdas ni un segundo si estás presenciando maltrato animal. Ellos necesitan de tu compasión y determinación para cambiar el curso de sus vidas. Sin ti, no les será posible hacerlo.

 

¿Te ha gustado?