Algo muy desagradable es descubrir que hemos perdido nuestra cédula. Esa es la identificación que nos asegura un “lugar oficial” en nuestro país, aquella que prueba nuestra existencia (por decirlo de cierta forma). Es solo una simple tarjeta, pero es la que contiene nuestros datos más importantes. Perder tu cédula significaría andar por las calles sin nombre ni cualquier otra individualización frente a la sociedad y la autoridad. Por eso, si la has perdido (o en el futuro te ocurre), mira en el siguiente artículo lo que debes hacer.

¿Por qué es importante denunciar la pérdida de cédula?

Hay que reconocer que, en comparación, no es igual a perder las llaves de tu auto, tu casa o algún documento que acredite posesiones; sin embargo, cuando has perdido esta tarjeta (o te la han robado), corres algunos riesgos también. Tienes que recordar que quizá, alguna persona con malas intenciones podría encontrarla y hacer mal uso de ella. Aquí te explico algunos casos que pueden suceder:

  1. Si las has perdido en tu centro laboral (donde seguramente todos te conocen) alguien podría tomarla para obtener datos, con los que ya sería más fácil realizar alguna operación interna.
  2. Perder tu cédula cuando números o fechas se corresponden con algunas de tus contraseñas, es una puerta abierta a que roben tus cuentas bancarias o accedan a tus redes sociales.
  3. En la calle, un estafador no dejaría pasar la oportunidad de haberla encontrado, para tomar así tu identidad y ponerla en medio de actos ilícitos.
  4. Cualquier ladrón puede usarla como justificación en la recepción de tu edificio. Diciendo que va a entregártela, no solo obtiene el acceso a los interiores del edificio, sino también puede llegar a robar en tu departamento.
  5. Podrían usar tu cédula para dar garantía de una supuesta aprobación u orden tuya. Por ejemplo: recoger a tus hijos en la escuela.

Nota: Es evidente que, en muchos de los casos mencionados, las acciones nunca suceden a través de únicamente la cédula; pero no olvides que en medio de distracciones o errores de los otros y planificación de los involucrados, se pueden dar de las maneras en que te he ejemplarizado.

perdida de cedula

Pasos para denunciar pérdida de cédula

  1. Conoce las normas jurídicas de tu país en este tema; es decir, tienes que entender primero cómo se mueve el funcionamiento, exclusivamente a la hora de denunciar extravío (o incluso robo) de la identificación propia. Recuerda que cada gobierno, aunque parecido, es diferente en su burocracia.
  2. Investiga si puedes llevar a cabo la denuncia a través de Internet, o tienes que ir de manera obligatoria a la instalación encargada de registrarla. Descubrirás que, en muchos países ya existe esta cómoda opción; sin embargo, otros no son aún tan afortunados y tienen que realizar todo trasladándose al lugar en persona.
  3. Vía virtual: llenarás un formulario. Este te pedirá datos como nombre, fecha de nacimiento, fecha en que perdiste tu cédula. Razones por las que denuncias su pérdida (que pueden ser extravío o robo). Es importante que al final, descargues el formulario y lo imprimas. Es la constancia de la realización de este (y una copia personal de lo que has mandado). Al completarlo deberían darte un código o un “recibo virtual” que acredite la introducción de tus datos y el envío de la denuncia. Guarda en tu computadora ese recibo, e imprímelo de igual manera. Ten en cuenta que podría llegarte a través del correo electrónico; por lo que, siempre lee todos los recuadros informativos que te vayan apareciendo.
  4. Denunciar en persona: dirígete a las oficinas destinadas a estas tareas (en caso de que existan para ello) o a la autoridad. Te pedirán que llenes un documento que, básicamente requiere tu nombre, número de ficha, direcciones, y otros. También exigen una explicación de por qué has perdido tu anterior cédula. Firmarás el formulario, y así quedará registrada tu denuncia de manera oficial.

Nota: Si poseías una cédula de extranjero, deberás ir a las oficinas de Inmigración.

Instrucciones para solicitar y tramitar nueva cédula

  1. Averigua dónde está la unidad de tramitación de cédula más cercana a tu hogar. Aunque hagas la denuncia a través de Internet, para iniciar el trámite de una tarjeta identificadora nueva sí deberás pasar a las oficinas correspondientes, personalmente.
  2. Ten información de los días y horarios en que estas oficinas atienden el proceso de trámite y solicitud de identificación.
  3. Es bueno que conozcas si debes llevar fotos (tamaño cédula) u otros papeles. Con todo esto, te evitarás hacer el viaje en vano.
  4. Completa los formularios necesarios (siempre leyendo muy bien lo que firmas) y presenta tus huellas dactilares cuando te lo pidan.
  5. Deja las fotos (tamaño cédula) que requieran. Actualmente, no existen muchos países que trabajan con las fotos facilitadas por los propios individuos. En caso contrario (la mayoría), te tomarán la foto en la misma instalación de trámite.
  6. Realiza tu firma en la que será tu futura cédula; que no sobrepase el espacio que se te da para ello, y que sea prolija e igual a la que usas para firmar con normalidad.
  7. Pregunta el día en que deberás recoger tu nueva identificación. Asegúrate de que no sea preciso darte un comprobante para esto.

cedula

Requisitos para solicitar una nueva cédula por pérdida

  1. Poseer la ciudadanía. Debes permitir que hagan las comprobaciones necesarias de que eres ciudadano del país. Esto es menos complicado de lo que suena. Bastará con que introduzcan tu nombre y otras numeraciones en una base de datos. De esta manera rápida lo comprobarán. Es una paso inviolable y esencial; de nada vale que presentes papeleo u autorizaciones para conseguir una nueva. La base de datos es la que contiene todos los registros y la que da paso a iniciar el proceso.
  2. Ser mayor de edad. En caso de que no lo seas, debes estar acompañado por tus padres o un tutor designado. Como casi todos los procesos relacionados a las normas jurídicas (o las leyes), es importante que los menores de edad tengan autorizo y apoyo de mayores para llevar a cabo acciones.
  3. Estar apto mentalmente para hacer la solicitud. Aquel individuo con deficiencia mental o que haya pasado por alguna enfermedad que le imposibilite estar apto, debe contar ante todo con un encargado que se responsabilice por él. Luego, su acompañante debe dirigirse a la dirección de las oficinas donde se efectúa el trámite e informarse sobre cómo proceder. Lo más probable es que la solicitud se realice por mediación del responsable, que en este caso sí tiene que ser miembro familiar cercano o tutor certificado.
  4. Estar presente personalmente. Por más que se desarrollen las tecnologías, hay procedimientos que aún no se logran por estas vías. La razón principal es: seguridad. De lo contrario, se facilitaría la réplica deliberada de cédulas o la falsificación de las mismas.

cedula

Consejos para denunciar pérdida de cédula

  1. Si has usado tú cédula para crear contraseñas, sin importar dónde la hayas perdido, cámbialas todas.
  2. Informa a todos los empleados de las recepciones (de tu trabajo y vivienda) la situación. Incluso, no estaría de más notificarlo a los profesores o cuidadores de tus hijos. Es algo que puedes hacer desde tu teléfono y evitará cualquier posibilidad desagradable.
  3. Si vas a hacer la denuncia a través de una página de Internet, asegúrate de que esta sea verdadera.
  4. Si han realizado acciones ilícitas con tu cédula (aunque sea de forma indirecta), no dudes en denunciarlo a la autoridad.

Curiosidades

Dependiendo del país, la cédula puede tener otros nombres como son: tarjeta de identidad, registro civil, documento nacional de identidad; y otros.

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.