Definitivamente, hemos entrado en la era virtual. Cada vez podemos hacer más cosas en la red y el dinero no ha tardado en tener un espacio en esta dimensión. La verdad es que el dinero virtual no es nuevo, ya que lleva muchos años existiendo. Pero es en estos últimos años, y gracias a alguna moneda virtual, que la gente ha empezado a prestarle atención. En este artículo hablaremos de qué es el dinero virtual.
El BCE (Banco Central de Europa) define a la moneda virtual como un dinero digital sin regular. Los creadores de dicho dinero son los encargados de regular, desarrollar y emitir su valor. Estos términos son consumidos y aceptados por los miembros registrados en una comunidad en línea concreta. Esto quiere decir que no existe una relación directa con el dinero real, sólo el valor que es aceptado entre quiénes lo consumen o están interesados.

Dinero virtual

El uso de este dinero virtual está cambiando las reglas y muchos están formándose en este nuevo mundo. Hoy en día, no es un valor muy regular. Hay varios factores, si tenemos algún conocimiento acerca del tema, que nos permiten intuir si sube o baja el valor. Saber interpretar estos datos no significa que vayamos a tener éxito en nuestra predicción, ya que hay muchos más factores a tener en cuenta.

Grandes empresas están entrando en el mercado de las monedas virtuales, dado los bajos costes de su uso. Los bancos también se están apropiando del sistema para mejorar su servicio a los clientes.
El miedo en el sector bancario es que en un futuro no necesitemos guardar nuestro dinero en los bancos. Es por eso que están renovándose para poder dar el servicio que el dinero virtual da. Con la diferencia que los bancos cuentan con mayor confianza y reputación.

dinero virtual

Instrucciones para Qué es y definición

Dinero virtual

Hay varios tipos de monedas virtuales y de ellas vamos a hablar en el siguiente texto. Un dinero virtual en concreto puede tener mucha incidencia en nuestro mundo real. Esto es posible, aunque no veamos una relación directa entre el dinero real y el virtual. Seguramente hayamos oído hablar del Bitcoin y de la espectacular subida durante los últimos años. Puede que la primera vez que escuchamos esa palabra no le dimos mucha importancia. Pero pasado el tiempo se ha demostrado que ha cambiado algunas reglas del juego. El Bitcoin es una moneda virtual y por eso ahora vamos a hablar de los distintos tipos de monedas virtuales:

  1. Moneda virtual cerrada. Estas monedas no tienen ningún tipo de incidencia en la economía del mundo real. Este tipo de monedas sólo se usan para los juegos en línea para comprar ciertos accesorios de dicho juego. Si que puede haber un acuerdo o un mercado con el que negociar con estas monedas por dinero real, pero está prohibido. Ya que dichas monedas se basan en el nivel o tiempo dedicado al juego.
  2. Moneda virtual convertible. Este tipo de monedas sí que se pueden intercambiar por dinero real, por lo que tienen cierto impacto en la economía real. También puede ser comprada con dinero real. Dentro de esta categoría existen dos tipos de monedea; centralizadas y descentralizadas.

Monedas convertibles

  1. Moneda virtual centralizada. Estas tienen como característica una organización similar a la de un banco central. Suele haber un encargado de administrad dicha moneda, así como su emisión y su desarrollo. Esta se basa en la confianza hacia una cierta autoridad registrada.
  2. Moneda virtual descentralizada. Este tipo de monedas están al alcance de cualquier usuario que pueda fabricarlas. A diferencia de la moneda virtual centralizada, no tiene administrador o banco central. Es decir, nadie está realmente al cargo de la moneda. Por lo que depende de que los usuarios confíen en el valor de esa moneda. Invertir y hacer uso de ella aumenta su valor, pero es similar a una torre de cartas. Sacar dos cartas puede suponer el derrumbamiento de toda la estructura, por eso es muy importante que la gente siga creyendo en dicha moneda.

¿Que necesitas para Qué es y definición?

Bitcoin

El Bitcoin pertenece al grupo de monedas digitales, de tipo descentralizadas. Es la primera y se basa en la confianza de los usuarios. Esto quiere decir que, a diferencia del dinero real, nadie tiene todo el control sobre esta moneda. Aunque puede que no nos inspire mucha credibilidad, el Bitcoin puede ser como las tarjetas con crédito emitidas por los bancos.
Aunque como todo descubrimiento importante, todos quieren tener control sobre dicha moneda. Últimamente se está poniendo en duda si sigue siendo una moneda descentralizada.

  • Por este motivo, han propuesto algunas soluciones para corregir dicha tendencia. Antes era posible que cualquier persona desde su ordenador pudiese fabricar un Bitcoin. Cosa que hoy en día resulta muy difícil, ya que hay que tener un equipo bastante sofisticado. Esto ha provocado la aparición de páginas en la web que nos proporcionan un servicio de minería Bitcoin. Es decir, tienen un equipo con última tecnología para fabricar esta moneda virtual y nos cobran por dicho servicio. Esta puede ser una buena opción, ya que suelen tener un equipo de profesionales trabajando las 24 horas del día para la fabricación de la moneda.
  • El éxito y crecimiento totalmente inesperado del Bitcoin ha provocado dudas de si es rentable a largo plazo. Muchos la consideran muy volátil y, por el contrario, otros el futuro que está por venir. No en vano, han salido muchas otras monedas similares al Bitcoin tratando de ganarse un sitio y prestigio en este mercado. Sea cual sea el trascurso de aquí en adelante del Bitcoin, es seguro que tarde o temprano se estudiará su impacto en las universidades.
  • Ahora mismo hay muchos cursos en línea impartidos por profesionales para que nos familiaricemos con esta moneda. Es un sector muy complicado para empezar. Pero como toda práctica, requiere estudio e información.

Bitcoin. Dinero virtual

Consejos para Qué es y definición

Consejos

Cada vez son más las empresas que están poniendo el ojo en esta nueva era. La ventaja de usar una moneda virtual, como hemos dicho anteriormente, es el bajo coste en las transacciones. Los bancos no se están quedando atrás en esta tendencia. Ya que este dinero virtual ofrece servicios que los bancos, hoy por hoy, no pueden.

Hay muchos rumores y empresas que se han subido a la ola de las monedas virtuales, pero hay que tener cuidado. Como en todo sector, es preciso estar bien informados y formados. No basta con saber que funciona, ya que en cualquier momento puede que deje de hacerlo. Es preciso informarse bien, leer a expertos con credibilidad y pensar muy bien antes de entrar en este mundo. Es un sector en el que se gana mucho dinero y se pierde, con la misma facilidad. Hemos de ser consciente del posible riesgo. Puede que nos interese saber cómo minar Bitcoins o cómo conseguir bitcoins.

Actualmente, la desventaja del dinero virtual es que no está del todo regulado. Hay muchas empresas o páginas que nos dan ese servicio, pero no estamos protegidos por la ley. Si al día siguiente esa empresa o página web desaparece, será difícil reclamar o recuperar nuestro dinero. Por eso es importante estudiar bien la empresa, su trayectoria, su regulación y el posible riesgo. Es un sector que, por necesidad y desarrollo, terminará regularizándose para que cualquier usuario pueda consumir con total garantía.

Conclusión

Hay muchos escépticos que afirman que eso es una torre de arena. Sostienen que no tiene estabilidad ni futuro alguno, ya que es imposible controlar las monedas. La verdad es que tienen algo de razón. Pero también se está invirtiendo en tecnología para que, eventualmente, sea posible controlar este mercado. Es algo que en unos años seguramente pase, ya que los bancos son los primeros interesados.

Inversión

Este sector nos permite ganar dinero por internet. Hemos de ser cautos con nuestras decisiones, ya que dependemos de las intenciones y deseos de otras personas. La intuición es una cualidad a tener en cuenta a la hora de hacer negocios, pero ha de estar respaldada por el conocimiento. Un problema del dinero virtual es que tendemos a tener un peor control del mismo, al no tenerlo en la mano. Con un sólo click podemos hacer grandes transferencias de dinero y ese es uno de los grandes problemas. No somos del todo conscientes de la importancia del asunto, hasta que sea demasiado tarde. O puede que, por el contrario, ganemos un poco de dinero en nuestra primera acción y eso nos anime a arriesgar más dinero.

Una regla básica de los negocios por Internet es nunca gastarse un dinero que nos puede hacer falta en un futuro. Si tenemos un dinero extra ahorrado y no lo necesitamos, podemos usarlo. Si de verdad nos interesa y queremos saber más del tema, cuando estemos formados podemos usar dicho dinero. Siempre con la cabeza fría y no descartando la posibilidad de perder todo el dinero invertido.

Una opción para empezar sin dinero es trabajar en varias páginas de manera gratuita y nos irán recompensando con algún dinero virtual. Es una manera muy lenta pero segura de adentrarse en este sector. Y nos permitirá conocer más acerca de este fenómeno sin tener que arriesgar nuestro patrimonio.

¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.