Economía Liberal – Todo lo que has de saber

La economía liberal o liberalismo económico, es una doctrina del liberalismo que se encarga de promover la libertad económica. Trata de alcanzar un mayor desarrollo económico y eficiencia en la asignación de los recursos mediante un mercado libre, sin la intervención del Estado, es decir, sin regulaciones, impuestos, etcétera.

Los orígenes del liberalismo tuvieron lugar en la Europa del siglo XVIII, siendo una reacción a la intervención de los estados en el plano económico. Fue una respuesta a los privilegios de la nobleza, que apenas hacían aportes a la sociedad y al mercantilismo y que mantenían un apoyo en la intervención del Estado en la economía.

Según la economía liberal, son la propia oferta y demanda del mercado las que dirigen al mercado a que exista un equilibrio en el que los precios sean los que reflejen si hay una escasez en los bienes y si los recursos se asignan de manera eficaz. Asimismo, también ve impulsado el crecimiento económico a través de la libra iniciativa de empresas o personas y la búsqueda de rentas.

En el liberalismo económico existen una tendencia de pensamiento que se encarga de promover el libre comercio, considerando que este es el mejor método para poder alcanzar un desarrollo económico eficaz.

Para ello trata de alcanzar mayores economías de escala aprovechándose de las ventajas comparativas entre países. Además, también busca promover la destrucción creativa y acabar con los privilegios de grupos de interés que se encuentran regulados de manera injustificada.

Elementos fundamentales de la economía liberal

La economía liberal está basado en una serie de ideas que son clave para su funcionamiento y que deben tenerse en cuenta para poder comprender mejor su finalidad:

  • La producción y el consumo se encuentran equilibrados gracias a la libre interacción entre la oferta y demanda.
  • La participación del Estado afecta al romper el equilibrio natural que tiene lugar en la oferta y demanda, haciendo que sea ineficaz.
  • El rol del Estado debería encontrarse limitado a garantizar que se cumplen los contratos y los acuerdos alcanzados de manera libre por las empresas y las personas.
  • El desarrollo económico se ve impulsado por acciones de ahorro y acumulación de capital.
  • Cada persona individual tiene la responsabilidad de conseguir mantener unos ahorros con los cuales pagar su salud, mantenerse o educar a sus hijos.
  • Cada individuo trabaja para buscar un beneficio personal y no colectivo, pero esto al mismo tiempo provoca un impulso en el bienestar de la sociedad.

Cómo funciona la economía liberal

Dicho lo anterior, se puede explicar de una manera más sencilla cómo funciona la economía liberal. A través de la libre interacción de la oferta y la demanda se busca alcanzar un equilibrio eficaz entre ambas.

De esta manera, en el momento en el que un servicio o bien es demandado por parte de los consumidores, el precio de este se incrementa. Esto, a su vez, provoca que algunos de ellos busquen alternativas y otros dejen de consumir o comprar ese producto o servicio.

Por su parte, quienes se encargan de su producción y venta, se benefician de los altos precios para poder realizar inversiones en su propio negocio. De esta manera pueden aumentar su capacidad y producción.

A través de esos incentivos económicos que reciben, el mercado logra alcanzar un equilibrio en el mercado del propio servicio o bien como a nivel productivo (capital, tecnología, trabajo).

Ventajas y desventajas de la economía liberal

A través del liberalismo económico se logra impulsar la creatividad, la innovación y el desarrollo. Esto es debido a que tanto las empresas como los individuos cuentan con diferentes incentivos, gracias a los cuales pueden competir y alcanzar sus objetivos.

Los defensores de este pensamiento económico aseguran que gracias al libre comercio, los consumidores pueden tener a su disposición una mayor variedad y cantidad de servicios y productos a un precio más asequible. Esto se debe a la competencia existente en el mercado.

Sin embargo, sus detractores aseguran que cuando se alcanza el lado más extremo de la economía liberal, no se tiene en cuenta el impacto social. De esta manera, quienes están en una situación de desventaja, como pobreza o enfermedad, tienen muy complicado el progresar en su vida.

A esto responden los defensores asegurando que sí tiene en cuenta las consideraciones sociales y que, de hecho, les ayuda a la hora de mejorar su calidad de vida. Para ello argumentan que el libre comercio da pie a que aparezcan las economías de escala y la especialización. Esto mejora la productividad y también la eficiencia, permitiendo precios más bajos y accesibles.

Historia de la economía liberal

El economista francés François Quesnay fue uno de los primeros en contemplar la economía liberal. Para él este tipo de actividad era la única que realmente era eficiente y que debía hacerse uso de la misma con total libertad.

Su compatriota Vincent de Gournay, también indicaba que las actividades industriales y comerciales deberían realizarse con libertad para la mejora de la economía en la sociedad.

Sin embargo, el gran precursor de esta doctrina fue el economista inglés Adam Smith, que publicó en 1776 la obra titulada «La riqueza de las Naciones». En ella desarrollo una idea por la cual los individuos, al buscar un beneficio propio, ayudan al mismo tiempo a que la economía alcance un equilibrio gracias al cual se promueve el bienestar social sin intervención alguna por parte del Estado. Para él, el libre mercado permite una asignación óptima de los recursos.

Por otro lado se encuentra el austriaco Ludwig von Mises. Este fue uno de los autores más influyentes de la economía liberal en el siglo XX. Para él, la intervención del Estado provoca un resultado antinatural en la sociedad, lo que deriva en un caos entre la ciudadanía.

Además, Friedrich Hayek también tuvo una gran influencia en este pensamiento económico. Se popularizo por sus críticas al socialismo y la economía planificada. En sus argumentos aseguraba que los ciclos económicos se deben a la intervención de los bancos centrales y la aplicación de sus políticas monetarias.

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.