Seguro que a lo largo de tu vida has oído el término emisión de deuda, un término que escuchas a menudo, pero que seguro que no sabes muy bien su significado ni en que consistes.

Como ya sabrás, la emisión tiene que ver con que una empresa o un estado obtiene dinero de otras personas que compran la deuda. Todo esto lo vamos a explicar de manera conveniente, ya que si te lo explico solo de esta manera, seguramente no entiendas nada.

También te vamos a explicar un poco como se realiza el proceso, las obligaciones por parte del que emite la deuda y por parte del que la compra y si es posible que la deuda cambie de manos porque una persona la ha vendido.

Definición

Una emisión de deuda es la venta de letras y de obligaciones de deuda a un particular o empresa por parte de otra empresa o de una administración pública. La persona que compra deuda paga un dinero a la que la vende, la vendedora a cambio, tiene que devolver el dinero prestado con intereses en un pago aplazado a largo plazo.

Esta es una opción muy interesante para personas que quieran ganar dinero a largo plazo, ya que recibirán un pago mensual a cambio de haber pagado de golpe la emisión de deuda, pudiendo ganar algo de dinero en el proceso. Además es ideal para personas que no sepan ahorrar, ya que así van a poder recibir el dinero poco a poco, sin que haya ningún riesgo de que el dinero que tanto les ha costado ganar sea gastado de golpe.

La emisión de deuda es usada principalmente por gobiernos y empresas por diversas razones, las cuales vamos a ver en el apartado siguiente

Usos de la emisión de deuda

La emisión de deuda se realiza por diversas razones. En primer lugar, el que emite deuda puede conseguir una rápida inyección de dinero, con la cual puede llevar a cabo diferentes tareas como realizar pagos a corto plazo o invertir. El que más realiza la emisión de deuda es el gobierno, ya que la tasa de interés es más baja que la que piden los bancos y el pago se realiza mucho más a largo plazo.

Imagínate que un estado emite 20.000 millones de euros de deuda a un 1% de interés a pagar en 30 años. El estado va a conseguir dinero rápidamente, va a tener un interés que pagar muy bajo y encima va a poder pagarlo muy poco a poco, sin ningún tipo de agobio y pudiendo realizar las operaciones de manera desahogada.

Interés

La tasa de interés no se puede poner de manera aleatoria, sino que una agencia de calificación de la deuda debe asignar un riesgo del cual depende el interés. La calificación depende del riesgo de impago(prima de riesgo) que tenga el deudor, siendo el menor riesgo la calificación de alta calidad triple A. Una deuda triple A tiene un interés muy bajo, pero es casi seguro que el deudor la vaya a cobrar porque si tiene triple A significa que es un estado o empresa muy solvente, con capacidad de sobra para hacer frente al pago.

Si en cambio tenemos un estado que está a punto de quebrar, como por ejemplo Grecia, la calificación de deuda es baja, porque hay mucho riesgo de que quiebre. Al tener la calificación baja, se ofrece un interés muy alto porque sino nadie querría invertir. Esto es como una lotería, ya que si el país o la empresa se recupera, vas a ganar mucho dinero, pero si quiebra, vas a perder el dinero que has invertido, sin posibilidad de recuperar el dinero que has metido.

Cambio de manos

Cuando compramos deuda se nos da un título de deuda, el cual nos da derecho a cobrar. Estos títulos se pueden vender en el mercado a otras personas, a los cuales les podemos poner el precio que queramos. Las personas que heredan las deudas que les hemos vendido, van a tener el mismo interés que teníamos nosotros. Eso del cambio de manos es algo complejo y depende de la prima de riesgo de los países, si por ejemplo ha subido la prima de riesgo de un determinado país, nuestros títulos van a perder valor de mercado, porque aumentará el riesgo de impago.

Para saber cuando nos interesa vender los títulos, debemos estar pendientes de las noticias de un determinado país. Si crees que por cualquier cosa el país o la empresa a la cual le has comprado deuda va a quebrar, vende los títulos de deuda antes de que eso pase. Si eres lento, puedes deshacerte de los títulos como si fueran rentables ganando incluso dinero en el proceso.En cambio el que te los ha comprado, va a perder todo el dinero que se ha gastado en los mismos, así que ojo con lo que compras.

¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.