Las placas solares térmicas son el buque insignia de la llamada energía solar térmica, una forma de energía limpia, barata y eficiente.

La energía solar térmica no debe confundirse con la energía solar fotovoltaica, en la energía solar térmica se usara la energía del sol básicamente como calentador de agua, por lo que su utilidad es el uso en duchas de agua corriente y en calefacciones en las cuales se calentara el agua del radiador.

En cuanto a la fotovoltaica, se usa la energía del sol para generar electricidad y transformar la energía del sol en energía eléctrica en forma de corriente alterna para utilizar en sus hogares. La diferencia con la energía solar térmica está clara, una es usada para agua y calefacción y otra es usada para electricidad.

La razón por la cual se utiliza la energía solar térmica para calentar agua, es porque se necesita menos energía del sol con este sistema que si usásemos un calentador eléctrico conectado a una placa fotovoltaica, por lo que estaríamos ante un ahorro de costes.

La energía solar térmica funciona con una serie de sistemas y aparatos complejos que requieren de una explicación para conocerlo, si quieres saber cómo funciona una placa solar térmica, sigue leyendo este artículo que te ofrecemos como siempre desde doncomos.com.

¿Que necesitas para una placa solar térmica?

  • Leer con atención este articulo
  • Si quieres montar una instalación así consulta con un instalador de energía solar

Instrucciones para una placa solar térmica

  1. Elementos necesarios para su funcionamiento:
    Antes de explicar cómo funciona este tipo de energía solar, debemos explicar los objetos necesarios para hacer que la instalación sea perfecta. En primer lugar tenemos la placa solar térmica, la cual es capaz de captar la luz solar como si se tratase de un espejo, el segundo es el circuito hidráulico el cual son una serie de tuberías de entrada y salida que irán hacia los radiadores de la casa o hacías las duchas , luego tendremos un intercambiador de calor, que se encarga de traspasar el calor de la placa hacia el agua que deseamos calentar, también necesitaremos un acumulador que se encargue de almacenar el agua cuando no la estemos usando, gracias a esto tendremos agua caliente también cuando no haya sol. Para mover el flujo acuático necesitaremos unas bombas de circulación similares a las de cualquier instalación hidráulica de una casa corriente, unos depósitos de expansión para prevenir las fugas cuando hay dilatación o exceso de agua, válvulas para controlar la presión, un anticongelante llamado glicol para que no se enfrié el agua, unos disipadores de calor para evitar sobrecargas en el sistema, un purgador para que salga el aire similar al de los radiadores y un sistema de control electrónico similar al de las placas fotovoltaicas que controlara que toda la instalación funcione correctamente.
    Borrador automáticoa
  2. Como funciona:
    En primer lugar la radiación solar impacta contra la placa solar térmica que capta esta radiación, esto calentara el agua y el intercambiador de calor, que traspasará el calor hacia el circuito hidráulico que estará dividido en dos circuitos de doble sentido, el primer sentido es para el agua destinada al consumo que se va a calentar y el segundo es para que suba el agua fría que debe calentarse. Este circuito estará conectado al acumulador y a los depósitos de expansión, del acumulador saldrá el agua para el consumo y para la calefacción, todo ello conectado al sistema de control electrónico y conectado al circuito hidráulico de la casa.
    Borrador automáticoa
  3. Aprovechar al máximo lo que nos ofrece:
    En primer lugar asegúrate de vivir en una zona de bastante horas de sol al día y con buen tiempo, lo que hace España el lugar ideal para esta instalación especialmente si se trata del sur, en segundo lugar orientar las placas correctamente para que capte la energía de sol de manera eficiente. Por ultimo debemos mirar si merece la pena la inversión, ya que si tenemos poco uso de agua corriente y usamos poco la calefacción igual no sale rentable hacerlo.
    Cómo funcionan una placa solar Fotovoltaicaa

Consejos para una placa solar térmica

  • Usos: Además de para calentar el agua de los radiadores y de las duchas, la energía solar térmica tiene también otros usos que también se deben tener en cuenta. En primer lugar se utiliza bastante para calentar el agua de las piscinas, sobre todo en las piscinas de verano para aprovechar al máximo las horas de sol, también se utiliza en centros hidrotermales y en general en lugares donde se tiene que calentar agua constantemente y un calentador eléctrico de gas supondría un gasto insostenible. También es cada vez más usado como sistema de calefacción en edificios grandes como oficinas y hospitales, en los cuales se ve reducido notablemente el costo de la factura.
  • Apoyo: La principal pega de la energía solar térmica, es que depende de que haya sol, y como bien sabemos no hay sol todos los días, por lo que a pesar de que tengamos un buen acumulador, no podremos calentar el agua en ciertas ocasiones. Por este motivo es necesario tener calentadores de apoyo, para evitar cortes innecesarios de agua corriente. Se suele hacer o con calentadores que funcionan con bombonas de gas butano, debido a su bajo precio y a que no debes suscribirte a ningún servicio, o a calderas que vayan a tu red eléctrica que mandaremos apagadas durante los días de abundancia de sol, y encenderemos durante los días de escasez de radiación solar.
  • Energía solar fotovoltaica: En el artículo de Cómo funciona una placa solar fotovoltaica, explico con detalle cómo funciona este tipo de instalación limpia segura, que transforma la energía del sol en corriente eléctrica apta para el consumo humano. No te pierdas este artículo de esta misma sección, ya que además explico cómo crear tu propia instalación solar fotovoltaica de manera casera. También revisa otros artículos de esta sección y comparte este y más artículos en las redes sociales como Facebook o Twitter.
  • Térmica y fotovoltaica, la combinación ideal:
    Si vas a apostar por el sol, lo mejor es apostar fuerte, teniendo instalado al mismo tiempo los dos tipos de energía solar, podrás aprovechar de manera eficiente la energía del sol y ahorrar un montón de gastos (pese a la nueva legislación). En combinación funcionan mejor ya que si solo tuviéramos energía solar térmica seguiríamos pagando un pico importante por la luz, y si solo tuviéramos energía solar fotovoltaica, tendríamos que generar cantidad de electricidad para hacer funcionar una caldera eléctrica, o tener que gastar más dinero en algo de gas natural o gas butano. Al ser combinadas desaparecen esos problemas, eso sí, recomendamos tener energía de apoyo para ambos tipos en los días nublados.
¿Te ha gustado?
8 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.