Acertar la combinación ganadora del juego de la primitiva no es una ciencia exacta, ni siquiera una ciencia, porque de serlo, en Dubai habría más acertantes de la misma que magnates del petróleo. Sin embargo, en esta ocasión vamos a analizar los resultados históricos y principios estadísticos de este juego, y veremos si es posible encontrar patrones que permitan aumentar las probabilidades de acertar una combinación ganadora.

Difícil pero no imposible. El sorteo de la primitiva fue diseñado para obtener resultados dentro de un modelo estadístico de tipo “normal”, es decir, con variables estocásticas que describen una curva de resultados en forma de campana, que se denomina campana de Gauss. Bueno, todo este rollo se traduce en que ha sido diseñado para que todas las bolas tengan exactamente la misma probabilidad de salir del bombo.

Sin embargo, esto no parece ser así, porque se han detectado patrones, en el histórico de resultados, que permiten inferir con estimable grado de verosimilitud, que se pueden de alguna predecir estos resultados, a través de determinadas ecuaciones, o reglas de inferencia, y que aunque nadie sea capaz de predecir el resultado del próximo sorteo, estas reglas permiten estrechar el margen de probabilidades para que, a través de determinas combinaciones, nos acerquemos bastante a una combinación ganadora.

Hay, por tanto, diferentes métodos y algoritmos tratando de lograr el mismo objetivo, y que cualquiera puede adoptar libremente según le indique su corazón.

¿Que necesitas para ganar a la primitiva?

  • Suerte
  • Un boleto

Instrucciones para ganar a la primitiva

Método 1.- Seleccionar combinaciones en función del histórico de resultados desde que se fundó la lotería primitiva. Según este criterio, la combinación adecuada deberá cumplir los siguientes requisitos:

  • Debemos marcar 2 números entre el 30 y el 39 que sean consecutivos
  • Debemos marcar 2 números entre el 40 y e 49 que no sean consecutivos pero que sean uno par y el otro impar
  • Debemos marcar una de estas dos opciones:
    • 1 número par entre el 10 y el 19, y, 1 número impar entre el 20 y el 29
    • 1 número impar entre el 10 y el 19, y, 1 número par entre el 20 y el 29.

Metodo 2.- Instalar un software que implementa el método del matemático Alexander Morrison y que se llama “Ganar la Lotería”. Para muchos es el mejor método de todos los que existen pero lo malo es que es de pago. Te devuelven el dinero si no ha tocado nada en 60 días, pero bueno esa es la pega. Este sistema funciona así.

  1. Lo descargas, lo instalas y pagas una membresía
  2. Eliges el país y la lotería que vas a jugar, ya que, al parecer, vale para todas las loterías del mundo.
  3. Eliges dos números que deseas que aparezcan, o tus números de la suerte, vaya.
  4. Das al botón que dice “Generar Perfil”, y eliges los algoritmos que van a generar las series.

Es todo, tendrás tus series ganadoras que podrás apostarlas para la próxima jornada o cuando quieras, porque te la guarda. Lleva 10 años probándose y se actualiza gratuitamente.

Método 3.- Usa la frecuencia en que han aparecido los números a lo largo de la historia.

Si realmente tuvieran todos los números la misma probabilidad, hubieran aparecido después de un intervalo tan largo como 3.000 sorteos, deberían haber aparecido exactamente el mimo número de veces. Eso dice la teoría de la probabilidad, y es algo comprobado empíricamente.

Pero no ha sido así, hay un sesgo hacia determinados números en detrimento de otros números, y eso es un misterio, no se comprende. Lo cierto es, que en nuestro cerebro hay una región a la que le encanta el misterio y el riesgo, que se llama sistema límbico. Es por eso que hay tanta gente sumida en el “limbo”, decían que, de los justos. Y esto es precisamente lo que justifica esta metodología afirmando el siguiente juicio:

  1. Los números de la primitiva que más han salido en la historia son: 39, 38, 47, 3, 23 y 30.
  2. Los números que menos han salido en la historia de la primitiva son: 20, 8, 49, 24, 18 y 19.
  3. Si eliges números del primer tipo tendrás más probabilidades de que te toque pero, también de que tengas que compartir el premio con otros jugadores.
  4. Si eliges números del segundo tipo tendrás menos probabilidades de que te toque pero, también de que tengas el mayor de todos los acumulados para ti solito.

A partir de aquí, la conclusión de estas cuatro premisas es, que, puedes aprovecharte del sesgo y elegir qué tipo de premio quieres que te toque, incluso combinando ambos criterios a tu gusto.

Método 4.- Regla de los saltos. Basado en el histórico reciente, teoría central de números, y otras.

Este método lo llevan practicando un grupo de aficionados británicos a los juegos aleatorios durante más de 20 años, y se basa en observar los números que aparecen en los últimos sorteos. Sus observaciones han permitido inferir una serie de una serie de reglas según las cuales se puede estimar algorítmicamente la combinación de números de mayor probabilidad que va a salir en el siguiente sorteo de la primitiva. Su funcionamiento es el siguiente:

No hay que fijarse en los números sino en los saltos, es decir, ordena los resultados, y calcula las diferencias entre ellos. Ignora el salto del 0 al primer número, y el del último al 50. En todos los demás casos anotaremos el salto. Anotaremos cada sorteo reciente en una línea. Con 5 sorteos es suficiente. Obtendremos así 5 líneas y 5 columnas. Pues bien, según esta regla, la combinación ganadora más probable resulta del siguiente cálculo:

  1. El primer número saldrá de la media aritmética de los números (no saltos) de la primera columna.
  2. El segundo, el cuarto y el sexto candidatos saldrán de los saltos mayores de sus respectivas columnas excepto si esos saltos son 5 mayores de 5.
  3. El tercero y quinto candidatos saldrán de los saltos menores de sus respectivas columnas.

Método 5.- Método de los secretos. Éste no está terminado de armar, o, más que un método son un conjunto de observaciones que un español aficionado a las matemáticas y a los juegos de azar, llamado Bruno Pacheco, parece haber descubierto.

  1. Suma la combinación de números que vayas apostar. Si el resultado no está entre 115 y 185 deséchala, pues en este margen se encuentran el 70% de las sumas de las combinaciones ganadoras resultantes.
  2. El 56% de los números que salen en una apuesta ganadora se repiten en la siguiente.
  3. Los números que no han salido en los 5 sorteos anteriores tienen la 1/2 de probabilidades de salir que cualquier otro.
  4. Los números que no han salido en los 7 sorteos anteriores tienen la 2/3
  5. Los números que no han salido en los 10 sorteos anteriores tienen la 3/4
  6. Hasta 70 sorteos, los números que no han salido tienen menos probabilidades de salir de lo normal. Después de 70 tiradas sin salir, esa probabilidad aumenta.
  7. Nunca ha ganado una combinación, que haya aparecido antes.

Según esto, es complicado proponer una combinación ganadora, pero quizás programándolo en un software serpia posible que pudiera ofrecer resultados positivos. No se ha probado.

Hay muchas otras teorías paracientíficas y toda una miríada de fetichismos que afirman de todo sin una base científica. En honor a todos ellos vamos a terminar este análisis exponiendo algunas de las cosas que según la teoría de números aleatorios y el histórico de combinaciones ganadoras se han demostrado falsas, aunque en algunas webs las recomienden:

  1. Comprar apuestas de forma masiva aumenta tus probabilidades de ganar. Falso, aritméticamente pudiera parecer que sí, pero el reparto de premios no sigue una relación aritmética, es decir, si compraras todas las combinaciones posibles te tocaría seguro, pero no recibirías la misma cantidad de dinero que has apostado, recibirías menos. Si dividimos esta cantidad recibida entre la cantidad apostada nos daría un número inferior a 1, por lo tanto la probabilidad también del supuesto también es menor.
  2. Mantener siempre la misma combinación. Falso, el análisis de los resultados del histórico puso de manifiesto un fenómeno de rachas que refutó hace mucho tiempo este supuesto.
  3. Utilizando, fechas y tus números de la suerte ganaras más. Falso, las probabilidades son las mismas pero siendo números qe muy frecuentemente la gente utiliza, en caso de tocarte tendrías que repartir el premio entre toda es gente.
  4. Considéralo una inversión y reinvierte. Falso, esta es la tónica general que hace de las loterías, bingos y casas de apuestas uno de los negocios más lucrativos del mundo. La necesidad que siente el ludópata de invertir siempre que gana, o lo que es lo mismo, el impulso que le impide dejar de jugar cuando está ganando, lo lleva siempre a la banca rota. Esto es de sobra conocido en psicología y es una falacia siquiera plantearlo.

Consejos para ganar a la primitiva

La chepa del ciego, la pata de conejo, san Pancracio… están muy bien y tocan esa zona de nuestro cerebro donde se procesa el misterio, y el riesgo, una región muy próxima a los centros secretores de serotonina, responsable del placer y la adicción, la adrenalina, etc. que tienen que ver mucho también con el aprendizaje por medio de la ley permio-castigo, y con lo más arcaico de la evolución humana, porque es muy difícil gobernarlo cuando nos ha gobernado con éxito durante millones de años.Sin embargo, en los últimos 20.000 años hemos desarrollado una fuente de conocimiento que es mucho más fiable y que ha desencadenado el progreso y la ciencia humanas.

Cada quien es muy libre de obedecer a una u otra área del cerebro, pero los que consideramos al córtex como más fiable que el sistema límbico creemos saber que no existe un sistema ni un algoritmo para controlar el azar, por pura definición, ya que de ser controlable sería predecible y si fuera predecible dejaría de ser azar, y un juego.Por tanto, tomarse los juegos de azar como algo metódico y considerarlos un negocio o una inversión es, desde el punto de vista científico, un suicidio financiero.Sabiendo esto, tienes todo el derecho de hacer lo que te plazca con tu vida siempre que no hipoteques la de los demás.

¿Te ha gustado?
18 usuarios han opinado y a un 94,44% le ha gustado.