El ser humano se diferencia de las demás especies por su capacidad de razonamiento. Esta competencia social nos permite una convivencia sana y una buena comunicación entre todos los individuos. Es por ello que la creación de reglamentos es una actividad fundamental para la coexistencia mutua dentro de un grupo.

Definir un reglamento es hablar de normativas que regulan o establecen ciertos comportamientos o actividades entre los individuos de un grupo. Se trata de acciones específicas que deben o no realizar las personas que integran dicha sociedad; estas normativas permiten o hacen más factible la convivencia entre dichas personas.

Todo reglamento se divide en secciones, en las que se detallan las normas que deben cumplir los integrantes del grupo. También se explica con detalle aquellos comportamientos o actividades que bajo ningún motivo pueden realizarse; a fin de lograr lo que toda empresa busca entre sus integrantes, una sana y fructuosa convivencia.

Por otro lado, los reglamentos traen consigo sanciones o penalidades que se ponen en práctica, siempre que alguien incumpla la norma. Dichas penalidades están especificadas dentro de un apartado del mismo, pero sin sobrepasar ley.

De este modo, aunque un reglamento imparte normas jurídicas, estas nunca deben estar por encima de la ley específica que lo rige; de modo que el margen de aplicación de la normativa de un reglamento está delimitado por las leyes nacionales.

Ojetivos de un reglamento

reglamento 

  • Contribuir con la disciplina y buen funcionamiento de toda empresa, dirigiendo apropiadamente todos sus procedimientos.
  • Estimular a los integrantes de un grupo o empresa a desempeñar sus funciones y deberes con entusiasmo e integridad.
  • Impulsar el orden, el respeto y la buena convivencia entre miembros de un grupo, así como rejir las correspondientes inspecciones en el trabajo.
  • Establecer sanciones justas y adecuadas para quienes incumplan la normativa mínima de la empresa o grupo.
  • Crear ambientes de trabajos estables y propicios para un buen desempeño y desenvolvimiento laboral.

Un reglamento es vital en el ejercicio de toda empresa o grupo social; gracias a que por medio de este, se establecen relaciones de respeto y reconocimiento interpersonal. También, se convierte en un instrumento elemental en la resolución de los posibles conflictos surgidos dentro del grupo.

Instrucciones

La creación de un reglamento es de suma importancia para toda empresa o grupo social; pues a través de estos se establecen normas que van en pro de la convivencia y armonía entre los individuos.

Los reglamentos velan de alguna forma por los derechos de los miembros de una empresa; pues al establecer normas, buscando regular comportamientos que perjudicarían sus derechos dentro de la misma. Pero sobre todo, un reglamento es un instrumento que sirve para establecer límites justos que impulsen la sana convivencia.

reglamento

A continuación, te indicamos los aspectos fundamentales que se deben abordar en todo reglamento de una empresa:

  1. Las horas de ingreso y egreso de los trabajadores o integrantes del grupo.
  2. El total de la jornada laboral, así como tiempos de descanso y alimentación.
  3. La normativa que regula el control de asistencia.
  4. La normativa que regula la permanencia en el puesto de trabajo, entre esos permisos, retardos o insistencias.
  5. Especificación de días libres o de descanso semanal.
  6. Los estatutos de los trabajadores en cuanto a derechos y obligaciones, así como los del empleador
  7. La normativa referida a impulsar la armonía y fomentar la buena convivencia entre los trabajadores y los contratantes.
  8. La normativa referida al comportamiento adecuado dentro de las instalaciones de la empresa.
  9. La normativa fundamental sobre la seguridad, prevención e higiene del empleado.
  10. Todas las sanciones y penalidades de las que pueden ser objeto si llegasen a incurrir en una falta.
  11. Así como las faltas en las que pueden incurrir.
  12. Constituir límites en cuanto al comportamiento y accionar de los empleados dentro de las instalaciones de la empresa.
  13. Por último, se debe tener en cuenta las disposiciones generales y específicas que conciernan a la naturaleza de la empresa. Por ejemplo, si la empresa es pública o privada, o si se trata de una escuela, los reglamentos varían.

Que Necesitas

Lo primero que necesitas saber a la hora de realizar un reglamento es el tipo de normativa que requieres. De acuerdo al tipo de empresa para la que realices el reglamento, necesitarás implementar diversas normas específicas; también una serie de apartados en los que aclares la naturaleza y espíritu de dicha sociedad; esto con el fin de aclarar toda la normativa que va a regir los comportamientos y actuaciones dentro de la misma.

De este modo, los reglamentos se clasifican en internos, públicos y privados. Toda entidad, sociedad o empresa se rige por un reglamento interno por medio del cual se establecen ciertas ordenanzas; la empresa puede ser de orden público o privado, pero el reglamento siempre será interno en función de su propósito; el seguimiento de esta normativa define en sí el objetivo y funcionalidad de dicha sociedad.

A continuación, te presentamos los tipos de reglamento según la empresa:

Clasificación de los reglamentos:

  1. Reglamento interno: se trata de una herramienta emitida por el contratante, como ya mencionamos, que especifica las obligaciones del empleado. Dicho instrumento establece unos estatutos específicos que solo serán válidos en el contexto de la empresa o sociedad. La idea de reglamento interno alude a todas las medidas que rigen la funcionalidad de una empresa o sociedad.
  2. Reglamentos públicos: en una nación existen entidades públicas que rigen o regulan las actuaciones de los ciudadanos. Los reglamentos públicos son los instrumentos nacionales por medio de los cuales se establecen normativas que rigen a los ciudadanos. Dichas herramientas son pronunciadas por autoridades públicas, por ejemplo, el reglamento de tránsito.
  3. Reglamentos privados: toda empresa privada debe establecer un reglamento que regule las acciones de sus integrantes. Dicho reglamento instituye la normativa específica en la institución para que la convivencia entre los miembros sea adecuada. Entre las empresas privadas están: escuelas, hoteles, comercios, industrias y cualquier institución de índole privada.

Consejos

Cómo pudiste observar, un reglamento es una herramienta valiosísima e importantísima a la hora de instituir una empresa. El objetivo fundamental de un reglamento es fomentar el orden y la buena convivencia entre los miembros de una sociedad; así como garantizar los mejores servicios, atenciones y desempeños por parte de los integrantes de una organización; es por ello, que toda empresa pública o privada utilizan estas herramientas para prestar un servicio eficiente y de calidad.

La tarea de un reglamento es alcanzar que cada una de las partes de una empresa funcione adecuadamente; por lo que lo principal, es que se establezcan estrategias para evitar cualquier tipo de situación que genere conflictos. Es por ello que el documento reglamentario debe ser claro y que especifique la normativa vigente.

A continuación, te indicamos algunos consejos para elaborar un reglamento:

  1. Recuerda ser claro y preciso en cuanto a las funciones y responsabilidades de cada miembro de la empresa; de manera que nadie tenga dudas acerca de la función que debe cumplir dentro de la misma.
  2. Explicar detalladamente tantos los deberes y sanciones de las que pueden ser objeto, como derechos e incentivos laborales. Es muy importante que los empleados estén al tanto del tipo de penalidades así como de sus alicientes.
  3. Incluir normativas que estimulen e incentiven la armonía y buena convivencia entre todos los miembros de la organización.
  4. Facilitar diversos tipos de resoluciones de conflictos que impulsen una mejor interacción; así como establecer dentro de las normativas, reuniones eventuales en las que se escuchen las sugerencias los miembros.
  5. El reglamento debe ser un documento que también impulse la igualdad y derechos de los empleados; pues de esa manera, se logrará una mejor respuesta y aceptación de todos los interesados.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.