Has oído alguna vez hablar del retargeting? ¿No? Pues desde doncomos queremos explicarte qué es: el retargeting es una técnica de marketing digital cuya función consiste en impactar a los usuarios que previamente han interactuado con una marca concreta.

Te vamos a dar un ejemplo claro: ¿no te ha ocurrido alguna vez que has entrado en una página web de comercio electrónico para echar un vistazo rápido a los productos que tienen a la venta y al has llegado a llenar el carro de la compra, pero en el último momento te has arrepentido y has cerrado la aplicación? ¿A que cuando haces eso y continúas navegando por otras páginas webs, de repente te aparecen los productos que habías seleccionado en estas páginas anteriores como parte de la publicidad en la nueva? Eso es precisamente el retargeting.

¿Cómo funciona el retargeting?

Para que el retargeting es necesario utilizar las cookies que se instalan en nuestros ordenadores durante el proceso de navegación por internet mientras visitamos una página web concreta. Así, si después visitas una página web que acepta campañas publicitarias de terceros, es el momento en el que verás de nuevo los productos que has visitado en la nueva página web en la que te encuentres.

La idea del retargeting es potenciar de una forma más agresiva una venta inconclusa. Es decir, intentar que, obligándote a ver una y otra vez el producto, te lo replantees y termines por comprarlo. Este tipo de estrategias de marketing son más efectivas cuando más tráfico tenemos en nuestra página web y se trata de una técnica que ha de complementarse con una buena estrategia de marketing de contenidos. Por este motivo es conveniente crear primero el tráfico y generar después la campaña de retargeting.

Para que entiendas su funcionamiento a nivel programación, te diremos que el retargeting consiste, a grandes rasgos, en instalar un pixel de retargeting en tu página web. Una vez hecha esta acción, cuando tus futuros clientes visitan tu página web, reciben en sus ordenadores una cookie. Así, en el momento en el que visitan otra web que acepta campañas de publicidad de terceros, volverán a visualizar tus anuncios en esa nueva página. Si quieres añadir retargeting a tu página web, lo más adecuado es que acudas a agencias de marketing o consultaras con buenas referencias y que puedan realizar un buen trabajo para ti.

retargeting

¿Cómo se miden los resultados del retargeting?

Las empresas publicitarias que se encargan de realizar campañas de retargeting usan distintos modelos para facturar según los resultados de los anunciantes. Los más comunes son los surgentes:

  • CPM (coste por mil) o Coste por impresión. Se trata de un sistema utilizado desde hace más de 15 años en todo tipo de campañas de marketing y que consiste en cobrar a los anunciantes un precio fijo cada vez que se realizan 1000 impresiones de página. Se considera una impresión de página cada vez que un anuncio aparece en el ordenador del usuario final al navegar por otras páginas web durante su conexión a internet.
  • CPC (coste por clic). Este tipo de facturación es “más afinada”, pues se cobra cada vez que, a través de un clic, los usuarios finales llegan hasta tu página web. Es decir, que solamente se abona dinero si el usuario se redirige hasta tu página web a través de estos anuncios.
  • CPA (coste por acción). En estos casos se acuerda una acción con los anunciantes, los cuales pagan cada vez que esa acción se pone en marcha. Por ejemplo, si has visto un vestido, sales de la página web en la que lo habías visto y navegas por otra donde te vuelve a aparecer. En ese momento, decides redirigirte de nuevo a la web inicial a través de este enlace y terminar la compra que había pospuesto o desechado inicialmente. En esos casos la acción se habría finalizado y se realizaría un pago en forma de CPA.

¿El retargeting resulta realmente eficaz?

Sí, efectivamente lo es. No podemos cerrar los ojos ante la evidencia de lo importante que resulta recuperar a un cliente que se había ido de tu página web gracias al retargeting. Es una acción de marketing directamente dirigida a un usuario que ya ha mostrado un interés inicial por nuestro producto. Si el usuario final todavía tiene en mente la posibilidad de realizar la compra, el retargeting es un reclamo ineludible que ayudará, y mucho, a que esta compra se cierre.

No obstante, piensa que abusar del retargeting puede provocar precisamente la reacción contraria a lo esperado. A las personas no nos gusta sentirnos continuamente acosados por los anuncios y la publicidad, por lo que un retargeting mal hecho en vez de potenciar la venta, la desestimará. Si generas un bombardeo de tu marca puedes correr el riesgo de que el cliente final se canse de ti más fácilmente y no quiera volver a verte nunca o por lo menos en una larga temporada. Por este motivo es mejor contratar una campaña de retargeting basada en una exposición moderada en un periodo más largo de tiempo, que una exposicón demasiado agresiva en un periodo muy corto. ¡Piensa bien en tu estrategia antes de invertir el dinero!

Qué es el retargeting

¿Cuándo funciona bien el retargeting para aplicarlo en la página web de nuestra empresa?

El retargeting funciona de una manera más adecuada cuando ya tienes contratadas otras campañas por clic en tu empresa, como por ejemplo, AdWords. Esto es así porque contarás con una manera probadamente efectiva de convertir a tus visitantes en compradores gracias a la optimización de páginas de destino que ya han sido utilizadas y se han adecuado para tu tipo de venta. Así, podemos asegurarte, que si usas la información que has obtenido a través de tus campañas de PPC para complementar una campaña de retargeting, sin duda la conversión global de visitantes a clientes será mucho mayor y más efectiva.

Diseña banners específicos para tus campañas de retargeting

Aunque sea una inversión un poco mayor, realmente merece la pena. Con el retargeting tienes que ir más allá del diseño de un anuncio que sea adecuado gráficamente y que llame la atención, debes crear experiencias personalizadas para el posible cliente. Para que nos entiendas mejor, si un visitante de tu página web se ha interesado por un modelo de cámara concreto, lo normal es que durante su navegación por otras páginas web, el banner de retargeting le muestre precisamente ese mismo objeto. ¿Qué sentido tendría que le mostrase información de un cargador de móvil cuando este producto no es el que inicialmente ha despertado su interés en tu página web?

Un último consejo sobre el retargeting

Dedícale tiempo a tu campaña de retargeting, pues hacerlo con corrección te asegurará un aumento de las ventas bastante considerable. Es por ello adecuado que diseñes estas campañas con especialistas en retargeting que puedan potenciar las ventas de tu sitio web y mejorar la experiencia de usuario con un retargeting bien hecho. Recuerda no invertir mucho de golpe para no resultar un incordio para tus futuros clientes. Si lo haces de forma escalonada y con tino lograrás que vuelvan a tu página e incluso llegarás a lograr fidelidad con el paso del tiempo. ¿Qué más se puede pedir?

 

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.