Uno de los mayores dolores de cabeza de los trabajadores es cuánto ganan en verdad, después de haber quitado todos los gastos que, a veces más, a veces menos, siempre están ahí; pero, alguna vez te has preguntado o has mirado, “¿cuánto gano de sueldo neto?” Es muy probable que sí, pues en tu nómina está la respuesta.

Y es que hay una gran diferencia entre el salario bruto y el neto: cuando nos referimos al primero, podríamos decir que es lo que gasta la empresa en ti, ya que es la suma de todo, es el total. A este no se le ha deducido nada, pues sólo es el resultado de todas las sumas, incluidos los extras que puedan aplicarse.

El salario neto, por tanto, es el real. Es aquel al que ya le quitaron todas las deducciones que apliquen en tu caso, es la suma que es ingresada a tu cuenta, si queremos ser bastante explícitos.

Si queremos hacer una analogía, también nosotros hacemos una especie de balance en casa entre salario bruto y neto. Pongamos que vivimos en alquiler y pagamos 500 euros, a eso se le suman 50 euros de una plaza de garaje y 80 euros al mes de agua o luz, poniendo que ésta sea bimensual, agreguemos también 100 euros de mercado para todo el mes: la suma da 730 euros de gastos, a los que también le pondremos unos 30 más, en concepto de misceláneos.

Si tu nómina es de 1000 euros exactos, ese sería tu sueldo bruto, pero, al restarle todos los gastos, te encontrarás con “tan solo” 240 euros que podrás o seguir o ahorrando. Ese sería tu salario neto. Eso es lo que se refleja en la nómina, esas deducciones son tus gastos laborales.

Esas deducciones laborales son igualmente necesarias, pues son tus aportaciones a la seguridad social y la retención de IRPF aplicable. Es decir, son beneficios de los cuales no puedes prescindir, porque son los que te permiten, en el futuro, gozar de beneficios tales como la pensión de vejez.

Hoy en día puedes calcular tu sueldo neto a través de una herramienta calculadora de salario neto, que, aunque pueda equivocarse, lo que no suele pasar si das los datos bien, destaca por ser bastante precisa. Te enseñaremos a usarla más abajo.

Es importante que conozcas las diferencias entre un salario y otro por diversos motivos, comenzando por el simple hecho que existe una buena diferencia entre bruto y neto, por lo que, al decirte en tu trabajo tu salario bruto, podrás picar adelante y calcular tu salario neto, que te interesa más.

Que Necesitas

En general, todo. Conocer tu salario es fundamental, principalmente para organizarte económicamente, sobre todo, si tienes una familia a la que mantener.

En la parte de la nómina denominada devengos, es donde está la suma de todo; en la parte denominada aportaciones (en algunos casos deducciones) están los gastos laborales que te colocamos más arriba (aportaciones a la SS y demás).

Como te dijimos más arriba, y como siempre intentamos explicarte al máximo, haremos un cálculo que te puede ser de ayuda de cara a futuras propuestas de empleo, así no te dejas llevar por los números, sino por lo que le sigue: si un salario es neto o bruto.

Para una persona común, sin discapacidades ni compromisos de algún tipo, como lo son los hijos, un salario de 30000 euros al año brutos serían aproximadamente 1900 euros al mes. Pero la realidad es que no cobras 30000 euros al año, cobras mucho menos, exactamente 6000 euros y algo más.

Qué es el sueldo neto

Esto quiere decir que cobras alrededor de 23000 euros al año y no 30000. Por lo que, si te dicen que cobrarás 30000 euros netos al año, cobrarás alrededor de 400/500 euros más que si cobras 30000 brutos al año.

Pero ¿cómo sabemos nosotros esto? A través de la calculadora que te enseñaremos a usar en el siguiente apartado.

Instrucciones

¿Cómo calcular cuánto cobro neto al mes (y al año)?

Qué es el sueldo neto

Así como nosotros te hemos puesto ejemplos para poder comprender mejor esta diferencia de conceptos, te enseñaremos ahora cómo calcular cuánto ganas neto:

  1. Ingresa a la calculadora web de tu preferencia, o utiliza la siguiente: https://cincodias.elpais.com/herramientas/calculadora-sueldo-neto/
  2. Ahora, en el apartado de salario bruto, ingresa el monto que está presente en tu contrato, si aún no has firmado. Puedes también ingresar un estimado, pero debes saber que es mejor si ingresas todo como es, para que los resultados sean exactos.
  3. Una vez hecho eso, revisa el resto de las casillas, que están la mayoría ya resueltas, para que no te compliques. En los casos de que tengas algún tipo de discapacidad o hijos, recuerda marcar las casillas que te van apareciendo, por lo que debes hacerlo con calma.
  4. Marca la casilla azul “calcular” y espera.
  5. Te aparecen los resultados, ahí podrás observar lo que se va en concepto de deducciones y los demás datos que te interesen.

Como puedes observar, herramientas que, hoy en día, están a un clic de distancia, pueden ser fundamentales para poder conocer bien lo que te espera. Esto te permitirá saber si con tu salario neto podrás cubrir todos los gastos o tener que hacer un recorte.

Consejos

Lamentablemente, el mercado laboral está lleno de desconocimiento, nadie te advierte de los peligro que hay, porque a veces ni los que más experiencia llevan saben a lo que se enfrentan. Es importante conocer los términos de un contrato, así como el salario que vayas a recibir, muchas veces, y de seguro te pasa, no te detienes a mirar tu nómina, a ver si todo está en orden.

Son de estas pequeñas cosas de las que quien sabe más se aprovecha, con el fin de ahorrarse dinero o ganar más dinero. Asimismo, es importante para una empresa mostrarle al trabajador que ellos, como empresa sería que son, pagan todo lo que hay que pagar.

De ahí la importancia de desglosar correctamente el salario de alguien, de manera clara y concisa. Con ello te evitarás que algún trabajador se queje de su salario neto, término que no siempre se maneja y que no siempre se considera a la hora de los aumentos salariales.

Es decir, ambas partes deben estar siempre al tanto de estos términos. Es probablemente de aquí que nace el refrán “cuentas claras, amistades largas”, porque imagina que alguien piense percibir 30000 euros al año y que éstos sean brutos, como te dijimos más arriba, no son entonces 30000 al año.

Te tenemos que informar además de la diferencia entre dos conceptos que son usados sin distinción, pero que la tienen: salario y sueldo. El sueldo es una cuantía fija de dinero acordada por las dos partes, mientras que el salario se basa en los días y en las horas del trabajo.

De ahí que te descuenten un día de trabajo, porque no es un sueldo, es un salario.

A modo de conclusión, esperamos haberte podido explicar de manera clara y sencilla qué es un sueldo neto, porque nuestro objetivo con este artículo es el de crear conciencia en el mundo laboral, víctima del desconocimiento de muchos conceptos tan básicos como lo son la diferencia entre salario bruto y salario neto o la diferencia entre sueldo y salario.

También pueden interesarte otros post como son: Cómo pactar y Qué es la Amortización de Capital

¿Te ha gustado?