El ASNEF es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Se creó en el año 1967, y a día de hoy es el fichero de morosidad más representativo de España; en lo que a información relativa a la solvencia patrimonial y de crédito se refiere.

Es una base de datos gestionada por Equifax servicios sobre la solvencia patrimonial S.L. que trabaja con la información aportada por sus más de 1.000 socios integrados esencialmente por Entidades Financieras (Bancos, cajas, entidades financieras de crédito… etc.), entidades de telecomunicaciones, editoriales, aseguradoras, y operadoras de servicios energéticos.

El acceso a ASNEF proporciona la imagen que tiene el ciudadano en relación a su comportamiento de pago, y de esta manera permite a los socios de EQUIFAX tener una herramienta con la que decidir sobre si se concede o no un crédito, una línea telefónica o cualquier producto financiero. En la actualidad el uso de esta herramienta se ha extendido a miles de empresas, por este motivo el hecho de aparecer en este fichero puede tener muchos inconvenientes al momento de pedir un crédito o un alta en compañías de suministros.

Por lo tanto el fichero del ASNEF tiene una doble función, por una parte asegura que ante un impago por parte de los clientes de los socios de EQUIFAX, pueden incluirlos para asegurarse el pago y por otra parte se aseguran de que sus clientes presentes y futuros están al día con todas sus obligaciones económicas.

Si te han incluido en el fichero del ASNEF y quieres saber cómo puedes salir de él, sigue los siguientes pasos que te detallaremos a continuación.

¿Que necesitas para salir del ASNEF?

  • Seguir los consejos y pasos que te damos

Instrucciones para salir del ASNEF

  1. Conoce tu situación. Lo primero es saber si estás en el fichero de ASNEF. También es muy importante que tengas en cuenta que por ley, transcurridos 6 años desde que se anotó la deuda, se borra del fichero de morosos. Se borrarán los datos, pero esto no quiere decir que el importe pendiente de pago haya prescrito, obviamente.
  2. Conoce las maneras de saber si estás incluido en el fichero. Lo más sencillo es enviar un e-mail a sac@equifax.es , o una carta a apartado de correos 10546, Madrid 28080 , o quizás realizando una llamada telefónica al 902126000 al servicio de atención al consumidor de Equifax, que son los gestores de ASNEF.
  3. La documentación que deberás aportarles son la fotocopia del documento nacional de identidad, o cualquier documento personal que acredite tu identidad; tales como el pasaporte o el carné de conducir. Pero si dispones de DNI, mejor envíales la fotocopia de éste.
  4. Escribe tu nombre y apellidos en la solicitud, o razón social en el caso de que sea una empresa, la dirección donde quieras recibir la respuesta, el NIF o CIF escrito (con la letra incluida), la fecha del día en que estás enviándoles la documentación y la firma. Encabézalo con un texto en donde indiques que solicitas los datos sobre tu persona que puedan aparecer en el citado fichero.
  5. Como máximo por ley tardarán hasta un mes. Aunque es posible que tarden mucho menos.
  6. También es posible acudir a tu banco para que te indiquen si estás en fichero de morosidad, pero en tal caso ellos no podrán decirte en cuál. Puedes encontrarte en el ASNEF en caso de ser persona particular, o en el RAI si eres persona jurídica.

¿CÓMO SALIR DEL ASNEF?

  1. Cuando hayas verificado que estás en el ASNEF el siguiente paso es salir de esta lista lo antes posible; ya que ello como habíamos comentado antes, puede acarrear consecuencias con cosas tan básicas como que te rechacen dar de alta una línea de internet con alguna compañía, financiaciones, créditos o mini créditos online.
  2. En el caso en que estés conforme con la deuda y puedas pagarla, hemos de tratar satisfacer la cantidad por la que estamos incluidos en el fichero lo antes posible; esto es algo que aunque nos lleve cierto tiempo reajustar nuestros ingresos, es el método más rápido para salir del ASNEF.
  3. Cuando hayamos pagado la deuda que se nos está reclamando, deberemos asegurarnos de que nuestro nombre desaparece del fichero de morosidad. Deberemos encargarnos de ello personalmente ya que las empresas que gestionan este tipo de listados, no los actualizan tanto como deberían.
  4. Contacta directamente con ASNEF por alguna de las vías que habíamos mencionado anteriormente, y envíales un documento que acredite que la deuda ha sido saldada por completo. Como por ejemplo un justificante bancario en el caso de que la hayas liquidado por transferencia. Cuando ellos comprueben que todo el importe pendiente de pago ha sido saldado en su totalidad, la lista se actualizará y tu nombre desaparecerá de ella.
  5. Por ello guarda siempre todos los documentos, todos los recibos, y todas las pruebas que puedas necesitar en el futuro para limpiar tu nombre en los registros de morosidad como el de ASNEF.
  6. Siguiendo estos pasos que te hemos indicado, deberías de haber conseguido salir del fichero de ASNEF.
  1. Si no estás conforme con el importe que se te reclama acógete a los “derechos ARCO”. La Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal reconoce los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, a los que podemos cogernos todos los ciudadanos. Para hacer uso de ellos, debemos descargarnos el impreso modelo de cancelación en la página web de la Agencia Española de Protección de Datos o bien rellenar el formulario telemático haciendo uso de nuestra clave PIN. Deberemos especificar por qué pedimos ejercitar el derecho de cancelación y argumentar por qué consideramos que la deuda no se corresponde a la realidad, aportando toda la documentación posible que lo avale.

 

EL NUEVO REGLAMENTO EJECUTADO EN EL AÑO 2007

Desde que se aprobó este nuevo reglamento en el año 2007, podemos comprobar que ya no es tan sencillo salir de este tipo de ficheros.

Antes de que se actualizase el reglamento, los ficheros de morosidad borraban por completo a los afectados como precaución, en cuanto recibían por parte de los deudores una confirmación verbal conforme habían satisfecho la deuda pendiente; pero esta situación había sido explotada por muchos morosos habituales para salir del fichero y así poder seguir generando deudas económicas de grandes cantidades.

Por este motivo, a partir del citado año se endurecieron las medidas para salir del fichero de morosidad; llegando hasta la situación actual, en la que las pruebas del pago han de ser claras y estar bien fundamentadas, con el fin de poder terminar el proceso y eliminar todo rastro de nuestro nombre del ASNEF.

Una vez hayamos llegado hasta aquí, tras todo nuestro esfuerzo deberíamos haber conseguido nuestra meta de salir por completo del fichero; sin que quede ninguna prueba de que alguna vez formamos parte de ellos.

Cuando nuestro nombre es eliminado de estos registros de morosidad,  nadie puede averiguar ni puede saber si alguna vez nos incluyeron en él; algo que hasta hace unos cuantos años no era así. Anteriormente aunque la deuda se saldase, quedaba como concepto la denominación “saldo cero” en la ficha personal del deudor, la cual podía ser comprobada por las empresas asociadas y que nos descubría como antiguos deudores.

Consejos para salir del ASNEF

  1. Salir del ASNEF es una ardua y tediosa tarea que exige, además de liquidar la deuda, dedicación personal e implicación.
  2. Deberemos asegurarnos por completo de que todas las acciones se llevan a cabo, insistiendo y acudiendo personalmente a la sede de este tipo de empresas que gestionan los ficheros de morosidad, las cuales aunque saldemos el importe pendiente de pago por completo, podría no actualizar sus datos y continuar acarreándonos problemas al tratar de acceder a algún tipo de producto o servicio financiero.

 

 

¿Te ha gustado?