La vendimia es la recolección o la cosecha de las uvas y suele tener dos épocas claves a lo largo del año. La primera de ellas entre febrero y abril en el hemisferio sur y julio y octubre para el norte. La vendimia francesa es una de las más conocidas y no queda nada para que llegue la época de recolección. Dependiendo de las temperaturas puede adelantarse o retrasarse unas tres semanas, pero si quieres trabajar en la vendimia aquí tienes unas claves para ello.

Lo primero que sepas lo que vas a recibir por tu trabajo, y es que las empresas suelen pagar 9,61 euros la hora y trabajas unas 35 horas a la semana, pudiendo llegar a tener horas extras, también retribuidas. Los contratos suelen ser de unas tres semanas, quizá un poco más, así que por unos 20 días, la persona puede ganar hasta 1.500 euros, ya que el salario mínimo establecido para esta temporada 2016 es de 9,61 euros, y de ahí podrás cobrar más, pero no menos.

Hay muchas personas que se desplazan hacia los países en lo que hay época de vendimia porque en muy poco tiempo se gana mucho dinero, a pesar del gran esfuerzo que requiere trabajar en la vendimia, ya que son muchas horas, al sol y es un trabajo que requiere un gran esfuerzo ya que son muchas horas de pie y agachado cogiendo la uva.

Por regla general a los vendimieros se les contrata por el boca oreja, y es que quienes trabajan suelen volver al año siguiente y éstos a su vez se lo dicen a amigos o familiares y acaban trabajando todos en la época de la vendimia, por lo que las empresas una vez contratan a una persona tienen muy fácil que les vengan más pidiendo trabajo. Cada año Francia da trabajo a cerca de un millón de personas y una tercera parte proviene solo de la época de recolección.

Como vas a trabajar fuera de tu país, a no ser que seas residente francés, te van a requerir unos documentos, como el DNI y el visado europeo, si lo tiene el primero de los documentos, no podrán hacerte el contrato como vendimiero. También te piden el certificado de nacimiento, un documento que tienes que haber pedido con menos de tres meses de tu viaje a Francia y es que suelen pedirlo, aunque puede que lo lleves y que nadie te pregunte por él.

Hay algunas páginas que te ayudan en tu búsqueda de las empresas:

  1. Pole-emploi.fr: es la web oficial de Francia y si en el buscador poner ‘vendangeur’ que es vendimiero en el idioma, te saldrán las ofertas que hay y las personas a las que debes llamar para que te contraten.
  2. Optioncarriere.com: es una web francesa de empleos, por lo que si suben alguno de vendimiero, podrás verlo.
  3. Facebook: si en la red social poner en el buscador cualquier cosa relacionado con vendimieros, te saldrán páginas en las que la gente comenta y puedes encontrar empleo por ahí.

Cualquier persona mayor de 18 años y con los papeles en regla puede trabajar en la vendimia, bien es cierto que la mayoría son hombres por el esfuerzo físico que se requiere ya que son muchas horas en posturas incómodas y a altas temperaturas. Así que las condiciones físicas son muy importantes.

Una vez tienes claro que quieres trabajar en la vendimia, debes saber que puedes trabajar en tres cosas:

  1. Cortador: consiste en cortar los racimos de uvas y es el puesto más ofertado y generalmente se hace por parejas siguiendo el ritmo del grupo.
  2. Porteador: es el que se encarga de llevar los cestos cuando están llenos de uva, al remolque o al tractor para llevarlo a otro lugar.
  3. Conductor: aquí hay pocas ofertas de trabajo porque suele encargarse la gente de la vendimia de allí, ya que además de tener el permiso de conducir B se requiere de experiencia

Consejos para trabajar en la vendimia

  • Como vas a pasar casi un mes en un país extranjero, es recomendable que lleves la tarjeta sanitaria europea, ya que la de tu propio país no te servirá de nada.
  • Guarda todas las nóminas y contratos que te den mientras trabajas en la vendimia, y es que serán necesarios al regreso a tu país para cotizar a la seguridad social.
  • Si estás interesado en trabajar en la vendimia esta temporada 2016, lo mejor es que te metas ya en las webs y comiences la búsqueda, ya que hay muchas personas que ya tienen un puesto fijo para esas tres semanas de vendimia. Lo mejor es que lo hagas con tiempo, y es que si te contratan necesitarás tener muchos papeles en regla y hacerte un pasaporte, por lo que para que no te pille el toro debes hacerlo lo más rápido posible y no en el último momento.
  • Si te ves capacitado para trabajar en la vendimia, no lo dudes, durante tres semanas trabajarás muy duro con posibilidad de hacer bastantes horas extras, pero a tu vuelta verás como el esfuerzo ha sido recompensado con mucho dinero en poco tiempo.
  • Si sois varios miembros de la familia los que estáis interesados, podéis hacerlo sin problema, pensad que es mucho dinero y más si el dinero va para la misma cuenta.
  • La información te va a venir en francés, así que si conoces a alguien que domine la lengua, mucho mejor. Si le das a traducir, no será exactamente lo que hayan puesto en la lengua oficial, y si contestas a través de un traductor, no será la mejor opción. Si no te queda otra hazlo, pero para que tengas claro todo el proceso es mejor que lo entiendas perfectamente.
  • Se cobra en efectivo o en cheque, pero debes tener en cuenta que si no tienes una cuenta en un banco francés no podrás cobrar el cheque, por lo que lo mejor es que lo hagas en efectivo y evites problemas. Una vez lo tengas en mano ya podrás ingresarlo en alguna cuenta que tengas.
  • El alojamiento irá de tu cuenta, pero algunas empresas te lo ofrecen y luego te lo descuentan del sueldo. Ándate con ojo y antes de confirmar nada estate seguro de que lo has entendido y hecha cuentas de cuánto cobrarás finalmente descontando el alojamiento. Piensa que quizá es muy alto, aunque no suele serlo, y no te compensa el duro esfuerzo que vas a hacer.
  • Busca qué regiones son las que más trabajadores necesitan. Ya sabes que probablemente de toque de cortador ya que es el trabajo más ofertado. Ahora asegúrate que regiones lanzan más ofertas para que puedas elegir. Del mismo modo que si prefieres ser portador, hazlo saber a la persona que te va a contratar, aunque es probable que no puedas elegirlo y según tu físico te asignen una u otra tarea ya que la de cortador es la más dura.
  • Pregunta a tus amigos y gente cercana si lo han hecho alguna vez, y lee también comentarios en las redes para que te hagas una idea de lo que va a ser.
  • Antes de empezar ningún trámite piensa muy bien lo que vas a hacer. Es un trabajo bien retribuido pero muy duro. Si no sabes si vas a ser capaz de aguantar el ritmo es mejor que no vayas.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.